Preux et audacieux: Una partida de En Garde!® por e-mail

Algunos personajes históricos importantes


Su Majestad Luis XIII de Bourbon, Roi de la France (fallecido)

Retrato de Su Majestad Luis XIII de Francia Fue este Rey un hombre melancólico, sumido generalmente en el más profundo aburrimiento. No era precisamente un hombre de acción, aunque siempre lideró a sus tropas en la batalla y en las campañas que emprendió contra los países vecinos. Casado de muy joven con Ana, una princesa española, este matrimonio de conveniencia no satisfizo en absoluto a Su Majestad. Sin embargo, como fruto de una noche juntos nació Le Dauphin, y el trono ya tuvo sucesor. Su mayor entretenimiento consistía en rodearse de una camarilla de favoritos y dar largos paseos o ir de cacería. Para la mayoría de asuntos de gobierno dependió de su Ministro de Estado, el Cardenal Richelieu.

Su Eminencia Armand-Jean du Plessis, Cardinal-Duc de Richelieu (fallecido)

Era un joven con ambiciones, y cuando se presentó la ocasión no la desaprovechó. Entró al servicio de la reina Marie de Medicis cuando ésta ocupaba la regencia y, aunque poco tiempo después cayó en desgracia, este hecho le sirvió para poder aspirar al cargo que ahora ocupa. Digámoslo claro: Su Eminencia es el segundo hombre más poderoso del reino, y lo seguiría siendo aunque no ocupase el cargo de Ministro de Estado. Es imprescindible para el Rey Luis XIII, como consejero y amigo. Tiene alrededor de cuarenta años, y es muy activo en el campo de batalla como Aide de Camp del Rey. Su principal guía es la "Razón de Estado", y su objetivo lograr una Francia unida y poderosa bajo la Corona Real. Por ello, sus enemigos naturales son los nobles con aspiraciones al trono, como el Duque Maximiliano de Sully, la familia del príncipe de Condé y, sobre todo, la Princesa Louise de Bretagne porque, además, es la líder espiritual del movimiento hugonote en Francia. Su Eminencia no ve con buenos ojos la amistad de ésta con la Reina, y tampoco le gustan nada los rumores que circulan sobre la relación entre la Reina de Francia con el Duque de Buckingham por el perjuicio que esto supone para la reputación real. Retrato de Su Eminencia el Cardenal Richelieu

Su Majestad Louis-Dieudonné de Bourbon, Roi Louis XIV de la France

Retrato del Rey Louis Tras veintitrés años de matrimonio estéril y vidas separadas, nueve meses exactos después de verse forzados a pasar una noche juntos al verse atrapados en una tormenta, Luis XIII y Ana de Austria, lo recibieron como un regalo de Dios. A pesar de su delicada salud, el joven Rey hace gala de un fuerte carácter, y todo parece indicar que será el gobernante enérgico que Francia necesita.

Su Majestad Ana, Reina Madre de Francia

La Reina Madre es una española alegre, caprichosa e intrigante. Recuerda a menudo sus galanteos de juventud y el poder que tenía en la corte española, cuando era la hija del Rey Felipe III de España. Ahora ha perdido algo de su poder, pero sigue siendo una mujer influyente que no repara en medios para conseguir lo que quiere. No fue feliz en su matrimonio, y se rumorea (sólo se rumorea) que tuvo una liaison con el Duque de Buckingham, brazo derecho del Rey Carlos de Inglaterra. A pesar de ello, fue una madre encantadora y cuidó de su hijo con tanta dedicación como cualquier madre podría hacerlo. Sin embargo, cuando el joven Rey alcanzó la edad para reinar, se interpuso entre él y la Corona, cosa que la ha llevado al exilio. Retrato de Su Majestad Ana de Austria, Reina Madre de Francia

Su Eminencia Jules Raymond Mazarin, Cardenal de la Iglesia Católica

Retrato de Su Eminencia el Cardenal Mazarino Nacido en Italia y llamado en realidad Giulio Raimondo Mazarino, su carrera fue en realidad militar. Enviado por el Papa como negociador en el conflicto entre España y Francia, supo granjearse el favor de ambas partes y, muy especialmente, llamó la atención del cardenal Richelieu durante las numerosas entrevistas que ambos mantuvieron como parte de la misión diplomática de Mazarino. Acabó naturalizándose francés en 1639 y pasando a ser un estrecho colaborador de Richelieu, que consiguió que el Papa lo nombrara directamente cardenal a pesar de no ser hombre de Iglesia; cuando Richelieu murió, el rey lo nombró sucesor en el cargo de Primer Ministro al mismo día siguiente. Aunque al principio conspiró con Ana de Austria para que ésta conservara indefinidamente la regencia, finalmente apostó por el joven Rey Luis XIV y cuando éste ascendió al trono fue recompensado con el cargo de Primer Ministro, que conservó hasta su muerte a pesar de la fuerte oposición de la nobleza, que nunca le perdonó su origen extranjero.

Su Alteza Real Phillipe, le Grand-Duc du Dauphin, Príncipe de la Corona y heredero del Trono

Cuando nació Philippe, en todo el Reino hubo un estallido de alegría. Lo que parecía un reinado transitorio a causa de la aparente debilidad del heredero, se convirtió gracias a su hermano menor en un reinado con futuro y esperanza. El joven Philippe goza de una estupenda salud junto a su familia, y pasa con su madre gran parte del día. Aunque en la corte se le conoce simplemente como "Monsieur", ostenta el título de Grand Duc de Dauphin, una extensa región del sur de Francia por la que pocas veces ha pasado. Amigo de fiestas y celebraciones y muy aficionado a vestirse con gran adorno y ceremonia hasta llegar a la extravagancia, Su Majestad ha delegado en él de facto la misión de dictar la etiqueta y la moda en la Corte. Retrato de Su Alteza Real Phillipe

Su Alteza Real Gaston Jean-Baptiste, le Duc d'Orléans

Retrato del Duc Gaston d'Orleans Hermano del difunto rey Luis XIII y tío de Su Majestad, conocido previamente como el Duque de Anjou, se le nombró Duc d'Orléans en 1626, y estuvo al mando del ejército que sitió La Rochelle en 1628. Metido en complicadas intrigas políticas y enemigo capital de Richelieu, ha conocido el exilio por conspirar contra éste y la regencia de la Reina Madre durante la minoría de edad de su hermano Luis. Reconciliado con su hermano, volvió a conspirar contra Richelieu y a huir de Francia. Actualmente ha mostrado su sometimiento a Su Majestad, pero Richelieu nunca permitirá su regreso mientras esté en su mano evitarlo.

Su Alteza Real Louis II, Prince de Condé

Perteneciente a una rama colateral de los Borbones, este príncipe fue el favorito entre favoritos del difunto Luis XIII. Fue su compañero de juegos de infancia y su familia le ayudó a llegar al trono de Francia (hay un Regimiento de Coraceros que rinde honores a la familia Condé llevando su nombre).
Sin embargo, hay quienes dicen que Condé es un hombre ambicioso y que no dudaría en traicionar al joven Rey para conseguir sus propios fines. ¿Palabrería de envidiosos o verdad oculta? De momento, lo cierto es que Condé es un firme partidario de la Corona; aunque fue rival político de Su Eminencia el Cardenal Richelieu porque creía que el puesto de consejero de Su Majestad le correspondía a él, ahora parece mostrarse más conciliador con Su Eminencia el Cardenal Mazarino.
Retrato de Su Alteza Real Louis II de Condé

Su Alteza Real Maximilien de Bethune, Duc de Sully

Retrato del Duque Maximiliano de Sully Antiguo enemigo de la Corona, se reformó con tal de ganar el favor del anterior Rey, Enrique IV, convirtiéndose en su hombre de confianza. Sin tener en cuenta ese dato, no tiene fama el Duque de hombre políticamente peligroso, aunque Su Eminencia no le tiene la más mínima confianza. "Max", como es conocido en algunos círculos, ha luchado por Francia en diversas ocasiones, concretamente en el Regimiento de Dragones que ahora lleva su nombre. También ha llevado a cabo algunas importantes misiones diplomáticas. Es el Duque un hombre valioso para la Corona y, aunque comparte con el Rey el amor por el joven Príncipe heredero, no comparte la afición del Rey por Condé. Se rumorea que Maximilien de Bethune tuvo un asunto amoroso con la Princesse Louise de Bretagne hace ya algunos años. Maximilien desprecia profundamente al Archiduque Leopoldo debido a una cicatriz que éste le produjo en la mejilla izquierda durante un duelo.

Su Alteza Real Archiduc Leopold

Durante las luchas que llevaron a Henri IV al trono de Francia, el apoyo de este brillante general fue decisivo en el resultado de la campaña. Sin embargo, el Archiduc se llevó una amarga decepción cuando Henri IV se convirtió al catolicismo. Aceptando a regañadientes los favores y regalos que el agradecido Rey le prodigó, Leopold se retiró oficialmente de la vida pública pretextando problemas de salud, aunque algunos, como el Gran Duc Maximilien, sospechan que podría mantener contactos secretos con el Duque de Munster, conspirando para colocar un Rey protestante en el trono de Francia. Retrato de Su Alteza Real el Archiduque

Su Alteza Real Louise, Princesse de Bretagne (ficción del juego)

Es esta princesa un personaje complejo y problemático. Es una gran amiga de la Reina Madre y, aunque no profesa un profundo desacuerdo con el Rey, quiere que la provincia de la Bretagne sea independiente de una vez por todas, o que al menos pueda elegir a su Gobernador Militar y regirse por ciertos principios tradicionalmente propios de esta región. Existe una antigua ley medieval que concedía amplios privilegios de autogobierno a la Bretagne, pero fue abolida por el rey Enrique IV, abuelo del actual Rey y tío de la propia Princesse, mediante la técnica del "hecho consumado".
Aunque la relación entre tía y sobrino es distante y se basa en un status quo, la tensión estalla cuando se acerca la época de nombrar a los Gobernadores militares. Es en estas ocasiones cuando se puede encontrar a la Princesse en París, intentando influenciar a Su Majestad, ya sea directamente o a través de otro de sus sobrinos favoritos, le Duc de Soissons. Cuando es rechazada, cosa que siempre ocurre, se refugia en su querida Bretagne junto a su amiga la Reina.
Hay un Regimiento de Dragones ligeros que lleva su nombre, aunque a ella le importa bien poco; fue un regalo de Luis XIII a su "querida tía".
Por si todo esto fuese poco, la Princesse Louise de Bretagne es la líder espiritual del movimiento hugonote en Francia, ya que ella no se convirtió al catolicismo como su hermano Enrique IV. Sin embargo, está claro que su política va más encaminada a perjudicar a Su Eminencia, enemigo natural de los hugonotes, que a causar males a la Corona en sí.

Historia Volver al índice de Historia.  Principal Volver a la página principal.

®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited