Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

 

REAL CRÓNICA DE MAYO DE 1655
(Número 348)

No olvidéis que esperan nuestras provocaciones. Provocadles con la decepción.
André Du Guerrier

GACETA MILITAR

Ya hace bastante tiempo que no nos llegan noticias coherentes de la campaña militar. Queremos tener la esperanza de que el frente, estabilizado en una guerra de desgaste, se reanimará el próximo mes con la llegada del buen tiempo. La única que permanece en campaña aparte de los Regimientos fronterizos es la Brigada Pesada que, mandada por Pierre Dubois, mantiene las posiciones mediante la socorrida táctica de pegar tiros al aire en cuanto una cabeza asoma por detrás de alguna colina. Sabemos por nuestros espías que el enemigo también está preparando una campaña veraniega contundente, así que puede darse por seguro que las cosas se calentarán.

LLAMADA A FILAS

El Ministerio de la Guerra convoca a las siguientes unidades para la próxima campaña militar:

  • Brigada de Guardias:
    • Guardia Real
    • Mosqueteros del Rey
    • Guardia del Cardenal

  • Brigada de la Guardia Montada:
    • Carabineros de la Reina
    • Guardia de Dragones

  • Brigada de Dragones:
    • Dragones del Gran Duque Maximiliano de Valois
    • Dragones Ligeros de la Princesa Luisa

  • 1ª Brigada de a Pie:
    • Mosqueteros de la Picardía
    • Marines Reales

  • 3ª Brigada de a Pie:
    • 27º Regimiento de Mosqueteros
    • 4º Regimiento de Arcabuceros

Los miembros de dichas unidades deberán personarse en sus acuartelamientos, debidamente pertrechados, el primer día del mes, y quedar a la espera de órdenes.

 

POUR LA FRANCE ET POUR LE ROI!

Firmado: El Ministerio de la Guerra de Su Majestad el Rey Luis XIV de Francia

* * *

ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana

Esta semana sí que hubo más inscripciones al torneo de esgrima. Un André du Guerrier sonriente recogía firmas y cuotas de inscripción mientras la Guardia del Cardenal seguía realizando combates de práctica con desenfreno en el patio de armas del Regimiento. Sin embargo, y rompiendo la rutina, esta vez el activo capitán no se unió a las prácticas, sino que prefirió visitar Les Chasseurs con Christine Daé, donde coincidió y alternó con Charles Batz-Castelmore y Cael de Rouen y sus respectivas parejas Magdalène Vien y Laurélie Hagopian. Esperemos que haberse perdido una semana de práctica no les pase factura en el torneo...

Tampoco Francesco Maria Broglia dedicó la semana a practicar: prefirió, en este caso, acompañar a Su Alteza Real el Delfín de Francia en L'Epée D'Or junto con Daphée Bourtagre. Y finalmente, le Baron de la Touche asistió al teatro con su esposa Charlotte Pézet.

* * *

Segunda semana

Y llegó, por fin, el primero de los grandes acontecimientos competitivos de este mes: la regata regimental. Participaron seis Regimientos: la Guardia Real, los Mosqueteros del Rey, la Guardia del Cardenal, los Coraceros del Príncipe de Condé, la Guardia de Dragones y el 4º de Arcabuceros. Las tripulaciones tomaron posiciones, se dio la salida, y los esquifes se pusieron en movimiento, impulsadas por el frenético remo de sus tripulantes. Empezaron todos con mucho impulso, pero poco a poco el calor y la humedad fueron haciendo mella en el ánimo de los remeros y la velocidad media fue disminuyendo.

Cuando faltaba poco para llegar a la boya que marcaba la mitad del recorrido, se oyó en las últimas posiciones un chapoteo más fuerte que los que regularmente producían los remos al entrar en el agua: uno de los miembros de la tripulación de los Coraceros del Príncipe de Condé había caído al agua. Dudando entre detenerse a recogerlo o seguir sin él, el equipo perdió unos segundos preciosos. Cuando por fin el tripulante caído consiguió agarrarse a la borda, su brusco agarre casi provoca el vuelco de la embarcación, que además dio un fuerte salto adelante que hizo que el caído volviera a sumergirse produciendo un fuerte oleaje. Pese al impulso adicional, no consiguieron recuperar la penúltima posición, y finalmente entraron en último lugar. La clasificación quedó de la manera siguiente:

  1. Mosqueteros del Rey, que empezaron con menos brío que el resto de tripulaciones, pero no por falta de ímpetu sino simplemente porque supieron dosificar sus fuerzas. Cuando la fatiga hizo mella en todos los demás, ellos eran los que estaban aún frescos. Renné Gade se encontraba en este esquife.
  2. Guardia de Dragones, que quedaron segundos por menos de una cabeza de ventaja. Siendo una tripulación de gran resistencia física, aguantaron la fatiga sin demasiado problema, pero aun así fueron superados por los Mosqueteros del Rey. Alexandre de l'Oie formaba parte de esta tripulación.
  3. 4º de Arcabuceros, que hicieron un digno papel.
  4. Guardia Real, que acusaron la falta de ejercicio de un Regimiento dedicado principalmente a misiones de escolta real. A pesar de que Jacques de la Touche eligió a los miembros más jóvenes y dinámicos de su tropa, poco pudieron hacer por muchos improperios de origen marinero que les dedicase el barón a lo largo de toda la competición.
  5. La Guardia del Cardenal, con André du Guerrier a la cabeza, aguantó el tipo como pudo. Sólo el golpe de mala suerte de los Coraceros evitó que quedasen en último lugar.
  6. Y por último, los Coraceros del Príncipe de Condé, que demostraron con toda firmeza que lo suyo es la tierra firme.

El Delfín de Francia en persona entregó los premios, pero para Renné Gade el mejor premio fue la sonrisa de Violette Fablet cuando se reencontró con ella, orgulloso vencedor. Sin duda, Gade es un hombre afortunado.

* * *

Y mientras la mayoría de parisinos se esparcía en estas diversiones mundanas, una escena totalmente diferente tenía lugar en el cuartel general de la Compañía de Jesús en Francia: Orland Touril fue solemnemente ordenado sacerdote, culminando así meses de estudio y preparación. ¡Os felicitamos y os deseamos lo mejor en vuestro servicio al Señor, fray Orland!


Tercera semana

Y llegó el segundo acontecimento que todo el mundo esperaba este mes: el Torneo de Esgrima. Hubo ocho participantes, que quedaron agrupados en cuatro parejas. El primer combate fue el de Alexandre de l'Oie contra Renné Gade. Éste último nos dio una lección de elegancia, con sus movimientos armoniosos y sin desperdiciar ni un ápice de energía en ningún movimiento innecesario. Finalmente venció a de l'Oie gracias a una inesperada parada con riposte.
Siguió el lance de André du Guerrier con Francesco Maria Broglia. Aquí vimos todo lo contrario: un du Guerrier lleno de vigor y furia que apenas dejó respirar a su rival con sus frenéticos movimientos. Finalmente su rival no vio venir uno de los embates y tuvo que ceder el combate.
Siguió Charles Batz-Castelmore contra Cael de Rouen: fue visto y no visto. El primero demostró su superior preparación despachando a su oponente con un simple amago que le Baron de Rouen se creyó totalmente, cosa que le hizo encajar una estocada en tercera que lo tomó totalmente por sorpresa.
Finalmente, fray Orland Touril, S.de J., con una autorización especial del Superior de su Orden (ya que éste consideró que debía respetarse ese último compromiso del novicio con su anterior vida mundana) y armado con un florete, por ser ésta la única arma permitida a los religiosos, se enfrentó al Brigadier al mando de la Brigada de Guardias*. Sin dejarse impresionar, el flamante jesuita jugó a agotar a su oponente. En un combate igualadísimo en el que ninguno de los dos conseguía batir la defensa del otro, la juventud de Touril acabó haciendo mella en el Brigadier y, al cabo de unos interminables veinticinco minutos, fray Orland consiguió tocar a su rival con la punta del florete. No tuvo ocasión el Brigadier de responder o confirmar el toque: una pequeña mancha roja en su camisa blanca indicaba que había sido derrotado.

Cabe comentar que, aunque en el torneo coincidieron diversos enemigos regimentales, todos ellos se comportaron con total corrección. La suerte quiso que no tuvieran que batirse entre ellos, y además, por una especie de tácito acuerdo entre caballeros, supieron mantenerse apartados unos de otros para evitar provocaciones por parte de ambos bandos. Les felicitamos por ello.

* Como había siete personajes-jugadores inscritos en el torneo, para cuadrar los grupos de las eliminatorias hemos añadido un personaje no-jugador de la tabla, le hemos generado unas estadísticas y una secuencia de duelo al azar, y lo hemos introducido en el sorteo de combates. Por eso no se menciona su nombre en ningún momento: es, simplemente, el no-jugador número 109, que ocupa el cargo de Mando de la Brigada de Guardias.

* * *

Cuarta semana

Y llegamos a las rondas finales del torneo. Comenzaron las semifinales con el combate entre Renné Gade y Orland Touril. Éste intentó repetir la estrategia que tan buen resultado le había dado en la ronda anterior, pero Gade, más avispado que el Brigadier, supo dosificar sus fuerzas y no caer en la trampa de la fatiga. Además, su estilo sobrio y elegante tiene esa ventaja adicional de ahorrar fuerzas ya que nunca mueve un músculo de más. Finalmente el auvernés acabó venciendo al jesuita tras un combate también bastante largo.
Siguió la semifinal de André du Guerrier contra Charles Batz-Castelmore. Combate muy equilibrado y, probablemente, el más emocionante de la competición: ambos esgrimistas arriesgaron mucho en sus lances y contralances. Pero esta esgrima tan arriesgada hace que el más pequeño error sea imperdonable, y esto fue lo que condenó a du Guerrier: un mal gesto con el tobillo le hizo estar a punto de caer. No tuvo consecuencias inmediatas, pero el minúsculo momento de distracción que ello supuso le hizo bajar un instante la guardia, instante que su rival aprovechó para entrar a fondo y tocar Du Guerrier.

La esperada gran final, de Gade contra Charles Batz-Castelmore, duró unos diez minutos. Parecía que el combate sería muy desigual dada la mayor maestría de Batz-Castelmore, pero Gade supo aguantar el tipo muy dignamente, demostrando que no le impresionaba la gran reputación de su rival en el campo de la esgrima. Finalmente, sin embargo, se impuso el favorito, pero no por su superior habilidad como cabría esperar, sino simplemente por su físico y mayor fuerza. En un combate que casi liquidó a fuerza bruta, Charles Batz-Castelmore se proclamó Mejor Espada de Francia, recibiendo de Su Alteza Real el Delfín de Francia un diploma de honor que así lo acredita. ¡Felicidades al vencedor!


* * *


------------ Inicio de la estaciĆ³n de VERANO ------------


CARGOS PARA EL MES DE JUNIO
CargoRequisitosN.S. mínimoQuién nombra
Ministro de Ciencias Brigadier o Baron 10 Min.Estado
Tte. Coronel Capellán Obispo 11 Coronel

 

CARGOS PARA EL MES DE JULIO
Durante este mes se renuevan los rangos religiosos (consultar reglas).

* * *

NOTAS DE LOS ÁRBITROS

Poco que decir, aparte del trabajo que me ha dado escribir esta crónica a partir de los resultados de los dados :-) ¡No olvidéis que el próximo mes comienza la campaña militar!

FECHA LÍMITE PARA EL PRÓXIMO TURNO

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes, 1 de julio de 2022, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited