Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

 

REAL CRÓNICA DE OCTUBRE DE 1654
(Número 341)

Los rumores sobre mi muerte han sido enormemente exagerados.
André du Guerrier, siglos más tarde plagiada por Paul McCartney

 

ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana

El mes comenzó con un tiempo inusualmente cálido y soleado para esta época del año. El parque de les Tuileries se veía lleno a rebosar de damas, solas o con pareja, disfrutando de los últimos días de buen tiempo antes de la llegada del invierno. Entre estas últimas se vio a Mussette d'Envion, escoltada por Alain Dumont, que la colmaba de atenciones. ¿Hay un nuevo romance en el horizonte? Como siempre, habrá que esperar para saberlo.

En los clubs hubo muy poca actividad: Cael de Rouen y Laurélie Hagopian visitaron Les Chasseurs, pero se marcharon al poco rato a la vista del nulo ambiente existente.

Peor fue la semana para Jacques de la Touche, quien acudió con Charlotte Pézet al estreno teatral para encontrarse con un infumable bodrio que les hizo salir malhumorados y con la sensación de haber perdido la noche. ¿Hasta cuándo le Théatre Royale seguirá propinándonos semejantes latigazos teatrales?

Y termina la semana con un desagradable incidente: En una taberna de la zona menos recomendable de París, en mitad de un corrillo de chismorreos sobre la cautividad de André du Guerrier, Orland Touril, con un notorio exceso de vino en el cuerpo, lanzó el siguiente comentario: "Si Du Guerrier está prisionero, seguro que Christine Daé se siente muy sola. Tendré que hacerle una visita, seguro que seré bien recibido". Realmente, hay gente que no sabe comportarse con la bebida.

* * *

Segunda semana

...Y la segunda semana también "adornada" con incidentes tabernarios: Alain Dumont, en otra taberna de la misma zona (quizás era la misma; este punto estaría por confirmar), empezó a divagar sobre su situación personal y, jarra va jarra viene, su interminable monólogo de borracho acabó declamado a gritos, culpando a la Reina Madre Ana de Austria de todas sus desgracias e insultándola sin tino ni sentido. Para evitar un escándalo, el dueño de la taberna lo acabó echando a la calle, cosa que no arredró a Alain Dumont, que continuó gritando hasta atraer la atención de una patrulla que acabó deteniéndolo. "Hay días en que uno no debería levantarse de la cama", pensó al despertarse en el tosco banco del calabozo la mañana siguiente, en medio de una resaca monumental...

...y, sin duda, lo mismo pensaron Orland Touril y Cael de Rouen al percatarse de la mala decisión que habían tomado al ir al Théatre Royale. Aunque los dos caballeros no llegaron a encontrarse, seguramente de haber coincidido habrían intentado repetir la gesta de Alexandre de l'Oie y Renné Gade el pasado mes; dadas las circunstancias, seguro que no les habrían faltado tomates.

Y acabó la semana con una visita al club por parte de Charles Batz-Castelmore y Magdalène Vien, que invitaron a Claude Gervaise a Les Chasseurs.

* * *

Tercera semana

Y no se acaban los incidentes tabernarios; habría que revisar la calidad del alcohol servido en las tabernas. Esta vez ha sido Alexandre de l'Oie quien ha sido visto vomitando en mitad de la calle, a la puerta de la misma taberna donde Orland Touril ofendió a Christine Daé. ¿Será que la calidad del vino en París y la de las obras del Théatre Royale van a la par?

Mientras tanto, en Les Chasseurs, se celebraba una reunión para planificar la operación de rescate de André du Guerrier. Con unas jarras de cerveza por medio, mapas y dibujos en trozos de papel, Renné Gade, Claude Gervaise, Charles Batz-Castelmore y Francesco Maria Broglia planeaban, discutían y calculaban. Finalmente, tras largas horas de deliberación, dejaron atado un plan que, según ellos, no tenía ningún punto debil. Según ellos, claro, porque olvidaron algo muy importante...

* * *

Cuarta semana

Y allá que se fueron Charles Batz-Castelmore, Claude Gervaise, Francesco Maria Broglia y Renné Gade, a uña de caballo, hacia la última posición conocida de André du Guerrier. Obteniendo información aquí y allá, llegaron a localizar el campamento donde estaba encerrado du Guerrier.

-En teoría, lo tienen en aquel barracón del fondo -susurró Claude Gervaise.

-Qué raro... No hay centinela en la puerta -comentó Broglia.

-Pues otra información no tenemos, así que habrá que arriesgarse y probar.

Y así, al caer la noche, tres sigilosas figuras se aventuraron por el campamento enemigo, llegaron hasta el barracón y forzaron la puerta con una pequeña barra de hierro que Gade había traído. La puerta se abrió con un leve crujido que les heló la sangre en las venas; sin embargo, no parecía que nadie se hubiera puesto en alerta.

Entraron, y encontraron el pequeño almacén totalmente vacío. Habían traído yesca y una linterna de aceite que daba una luz muy discreta, pero no quisieron arriesgarse con ella. A tentones recorrieron la estancia palmo a palmo. Nada. Sólo un poco de paja reseca.

-Pues... Messieurs, algo ha pasado. O nuestros informadores nos han tomado el pelo, o el pájaro ha volado. Hay que salir de aquí lo antes posible, volver a París y replantear toda la operación.

Besos, abrazos, lágrimas de alegría, abrazos, lágrimas de alegría, besos... Christine Daé era un torbellino de emociones. El capitán manoteaba impotente, intentando librarse de las efusiones de su dama.

Ya un poco más calmada, Christine hizo pasar a su amado al salón, lo acomodó en un cómodo diván, ordenó que subieran de la cocina un caldo bien caliente, que le sirvió ella misma, y se sentó a su lado diciendo:

-Pero, cuéntame, amor... ¿cómo has podido fugarte?

-Bueno, no fue tan difícil... Me fingí enfermo, con lo cual relajaron mi vigilancia. A los pocos días llegó el rumor de que alguien estaba preparando una operación de rescate, así que decidieron trasladarme a otro asentamiento. Fue durante ese traslado, escoltado por dos soldados, fingiendo tropezar todo el tiempo y no poder seguirles el paso, cuando vi la oportunidad: un barranco cubierto de maleza. Sin pensarlo, fingí que me fallaban las piernas y que me caía barranco abajo, cuando en realidad me tiré buscando el punto con más espesura donde ocultarme. Tardaron unos segundos en reaccionar y, creyendo todavía el cuento de mi enfermedad, bajaron a por mí con toda la calma del mundo. Lo que no esperaban era que yo saliera por el lado contrario de la espesura, tan silenciosamente como pude, y una vez estuve en la parte baja del valle eché a correr como alma que lleva el diablo. Sin duda en este punto se dieron cuenta de mi estratagema porque oí algún tiro detrás de mí, pero intentar darme con una pistola a esa distancia era poco menos que ridículo. Finalmente, cuando llegó la noche me tomé un respiro, y poco a poco, ocultándome de día y moviéndome de noche, robando comida aquí y allá, conseguí llegar a nuestras líneas.

* * *

EL CABALLERO DEL MES

El título de Caballero del mes corresponde a:
 

Renné Gade
Por su iniciativa en organizar la operación de rescate de André du Guerrier.

EL PATÁN DEL MES

El título de Patán del mes corresponde a:
 

Pierre Dubois
Por el lamentable nivel de las obras representadas en el Théatre Royale. Como Ministro de Humanidades, es indirectamente responsable.

* * *

NOMBRAMIENTOS HABIDOS ESTE MES

  • Francesco Maria Broglia ha sido nombrado Capitán de la Escolta Real.

* * *

ANUNCIOS DE PRESENTACIONES A CARGOS

  • Este mes no ha habido anuncios.

* * *


CARGOS PARA EL MES DE OCTUBRE
CargoRequisitosN.S. mínimoQuién nombra
Capitán Escolta Real Capitán de Guardia Real 9Gob.Mil.París
Capitán Escolta CardenalCapitán Guardia Cardenal 7Gob.Mil.París
Abanderado Escolta Real Subalterno Guardia Real 9Gob.Mil.París
Abanderado Escolta CardenalSubalterno Guardia Cardenal 6Gob.Mil.París
Chancellor Vicario 11Arzobispo

 

CARGOS PARA EL MES DE NOVIEMBRE
CargoRequisitosN.S. mínimoQuién nombra
Soldados escolta Real Soldado Guardia Real 8Capitán Escolta
Soldados escolta Cardenal Soldado Guardia Cardenal 5Capitán Escolta
Oficial diocesano Vicario 10Arzobispo

* * *

FECHA LÍMITE PARA EL PRÓXIMO TURNO

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes, 3 de diciembre de 2021, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited