Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

 

REAL CRÓNICA DE JULIO DE 1654
(Número 338)

Podría ser peor. Podría llover.
Alain Morueaux

GACETA MILITAR

Requesens

Al comenzar el mes, la compañía de Renné Gade ha sido destinada a vigilar una zona boscosa cercana para evitar un ataque soprpresa del enemigo. El capitán acompaña al destacamento que realizará la vigilancia; los va dejando ubicados en los puntos que le parecen más oportunos, y finalmente, después de ubicar al último hombre, emprende solo el regreso al campamento. Se desorienta un poco y no vuelve exactamente por el mismo sitio, pero es una zona que tienen controlada y sabe dónde está. Sin embargo, en un punto del camino pierde pie en una piedra suelta, se hunde en unas zarzas y cae por un barranco que éstas ocultaban. Rueda bastantes metros, no sabe cuántos, hasta que tropieza con algo blando. Magullado y dolorido, lo primero que hace es mirar a su alrededor. Todo tranquilo, pero le sobresalta ver un uniforme español a su lado, justo donde ha caído. Echa mano instintivamente al cinto en busca de la daga ya que a esta distancia no le valdrá otra arma, pero el español no se mueve. Con infinita precaución y manteniendo la daga alerta, Renné lo sacude suavemente, sin resultado. Intenta moverlo, y una piedra manchada de sangre y sesos al lado de la cabeza del oponente le cuenta la historia: el español ha caído al barranco, seguramente por el mismo sitio que él, y se ha abierto la cabeza contra un canto vivo. Más calmado, Renné examina el cuerpo: parece ser un oficial. Preguntándose qué demonios haría un mando solo por aquel paraje, lo registra y no puede creer su suerte: algunos papeles que entregará al mando de su Regimiento, y... Una bolsa llena de monedas. No se molesta en contarlas: tiempo habrá para eso. Se guarda papeles y bolsa en el coleto y emprende la subida, no sin antes colocar el cadáver en una posición un poco digna, con las manos cruzadas sobre el pecho. No hay tiempo para enterrarlo, pero un muerto es un muerto aunque sea español.

Otro que no puede quejarse de su suerte es André du Guerrier: la Guardia del Cardenal, también empleada en la defensa de Requesens, recibió la misión de realizar batidas de aprovisionamiento por la zona, y du Guerrier encabezó una de ellas. Aparte de la valiosa ayuda obtenida para la Intendencia de la brigada de Guardias, el capitán se hizo con diversos objetos de valor que a buen seguro le reportarán un buen botín.

La otra cara de la moneda ha correspondido a la Guardia Real: el Regimiento entero, cuando estaba cambiando de emplazamiento, fue objeto de una feroz emboscada. La Guardia consiguió repeler el ataque y causar numerosas bajas al enemigo, y Jacques de la Touche vio confirmado por ello su rango de Coronel. Sin embargo, hubo que lamentar algunas bajas, y particularmente dos heridos de consideración: el Mayor Charles Batz-Castelmore y el capitán Francesco Maria Broglia, que serán trasladados a París tan pronto como el estado de sus heridas lo permita.

* * *

Collada de Arnostéguy

Por su parte, la Tercera División no ha tenido un mes particularmente plagado de incidentes. En la Guardia de Dragones, Alexandre de l'Oie, que se encontró en Arnostéguy casi por sorpresa pues no esperaba ser movilizado, no desempeñó un mal papel y participó en una serie de escaramuzas que finalmente le reportaron una mención en la Orden y algo de botín. Por su parte, Orland Touril también vio algo de acción y también consiguió botín en un enfrentamiento con un destacamento español.

* * *



ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana

Como siempre que se moviliza una gran cantidad de Tropas, París está soporíferamente tranquilo. Las calles, abrasadas por el sol de verano, no tienen otros paseantes que las moscas y algún que otro perro vagabundo sobre el que puede más el hambre que el calor. En este desértico paisaje urbano destaca la figura de Cael de Rouen, que cansinamente se dirige a Les Chasseurs dando pequeños rodeos y pegándose a las paredes para buscar los puntos donde la sombra lo proteja. Finalmente llega al club, y evidentemente el panorama es desolador, cosa que de todos modos no sorprende al Baron de Rouen. Pide una cerveza bien fría y se la bebe sin derramar gota. Pide otra, y ésta la hace durar. Quedan largas horas hasta que el sol baje y las temperaturas sean más razonables, pero el normando no tiene prisa. Sumido en sus meditaciones, ve pasar las horas frente a su jarra de cerveza, a la que seguirán más durante la tarde.

* * *

Segunda semana

Siete de la tarde, frente a la puerta de Les Chasseurs. Alain Morueaux, apoyado en la pared, parece esperar a alguien. Al cabo de un buen rato ve acercarse una figura. Sus ropas, aunque ligeramente gastadas por el uso, son lujosas. Sin duda pertenece a una buena familia, piensa. Cuando llega a su altura, el recién llegado le interpela educadamente:

-Disculpad, monsieur. ¿No seréis por ventura Alexandre de l'Oie?

-Lo lamento, monsieur. No soy quien buscáis, aunque yo también le estoy esperando. Nos habíamos citado en Les Chasseurs, pero como acabo de llegar a París aún no soy miembro del club y evidentemente no puedo entrar; él me había invitado a visitar el local para ver si era de mi agrado.

-En la misma situación me encuentro yo. Esperémoslo juntos pues. Permitid que me presente: mi nombre es Claude Gervaise, primogénito del comte de Gervais.

-Alain Morueaux a vuestro servicio, hijo del Intendente General de Metales de Su Majestad.

Las horas pasaban y, sin encontrar mucho de qué hablar, los dos caballeros permanecían en silencio. Finalmente, Claude Gervaise habló:

-Parece que nuestro hombre se retrasa. ¿Qué grave asunto habrá podido retenerle?

-Escapa a mi imaginación. Creo que lo mejor será que abandonemos la espera, que ya se alarga demasiado. Espero volver a veros en un cercano futuro, monsieur.

-Lo mismo digo, mon ami.

Y con esta despedida se separaron y cada uno emprendió el regreso a su vivienda.

* * *

Tercera semana

Atraído por la curiosidad, Alain Morueaux acudió al Théatre Royale a presenciar su primera obra de teatro en París. Aunque él no lo sabía en ese momento, no fue solo: Cael de Rouen, aunque bastante más veterano en lides teatrales, había elegido la misma opción. Buena señal para el recién llegado, si ambos se hubieran conocido. Pero el hecho de asistir solo no fue óbice para que tanto uno como otro disfrutasen de una excelente producción del Nicomedes de Corneille.

* * *

Cuarta semana

La cuarta semana, Alain Morueaux la pasó bebiendo en Phillippe Le Rouge, club en el que se inscribió esa misma semana. El resto de caballeros, entre obligaciones regimentales y deambular por las calles sin rumbo fijo durante las horas nocturnas para aliviar el calor, acabaron un mes tan insulso como caluroso.


* * *

EL CABALLERO DEL MES

El título de Caballero del mes queda
 

DESIERTO
Por falta de votos suficientes

EL PATÁN DEL MES

El título de Patán del mes queda
 

DESIERTO
Por falta de votos suficientes

NOMBRAMIENTOS HABIDOS ESTE MES

  • Jacques de la Touche ha visto confirmado su rango de Coronel de la Guardia Real.

* * *


CARGOS PARA EL MES DE AGOSTO
Durante este mes no se renuevan cargos.



                                         _
------------ Inicio de la estacion de OTOÑO ------------

CARGOS PARA EL MES DE SEPTIEMBRE
CargoRequisitosN.S. MínimoQuién nombra
Ministro de Exteriores Brgder. O Barón 10 Min.Estado
Gobernadores Militares Tte.Gral. O superior 8/10*Rey
Aide del Dauphin Capitán 9 Dauphin
Aides de los Generales Subalt./Capt./Mayor(+) 6 Generales
Ayudantes de Regimiento Capitán 3 Coroneles
Vicario General Vicario 12 Arzobispo

(*: El Gobernador Militar de París necesita nivel social 10; los demas, 8)
(+: Para Brigadieres: subalterno. Para Ttes.Generales: capitán. Para Generales: mayor)


* * *

NOTAS DE LOS ÁRBITROS

Turno tranquilo y hasta "soso", como suele ocurrir todos los veranos. En fin, el juego original ya fue pensado para reducir la actividad durante los meses de vacaciones.

FECHA LÍMITE PARA EL PRÓXIMO TURNO

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes, 3 de septiembre de 2021, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited