Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

 

REAL CRÓNICA DE MAYO DE 1649
(Número 274)

¡ES UNA TRAMPA! ¡PROTEGED A SU EXCELENCIA!
La escolta de Edmond d'Estrées

ECOS DE SOCIEDAD

Primera y segunda semanas

Un carruaje cruzaba raudo las calles de Paris. Eran tiempos turbulentos y las calles hervían de disturbios, y no convenía remolonear. De pronto, el coche se detuvo.

-¿Qué sucede, Gregoire? ¿Por qué nos detenemos? ¿Son chusma otra vez?

-Bueno, en cierto modo podría decirse así, Excelencia...

Le Duc de Lemaitre abrió la portezuela y asomó la cabeza con cautela. Observó una columna de hombres comandada por el actual Teniente General de la Policía, quien se dirigió al Mariscal de Francia:

-Excelencia, debéis acompañarme. Hay asuntos que aclarar.

Lemaitre bajó del carruaje. Presentaba mal aspecto: pálido, apoyado en un bastón y visiblemente más delgado que de costumbre. Se dirigió al Teniente General:

-Imposible. ¿No sabéis que me espera el Ministro de Estado? No creo que nos convenga hacerle esperar, ni a vos ni a mí...

-Su Excelencia el Ministro de Estado ya ha sido informado. Debéis acompañarme hasta la Bastilla. Escoltado, dado que las calles no son seguras estos días.

-De acuerdo. Como veis no estoy en mi mejor momento; os sobra la mitad de vuestros hombres para "escoltarme" -ironizó-. Hacedme un favor, si os place...

-Lo que pidáis, Excelencia.

-Enviad a un hombre por delante que vaya a la Bastilla y comunique a Phillipe, el encargado de las cocinas, que voy a hospedarme allí.

-No entiendo, Excelencia.

-Muy sencillo, mon ami: así sabrá que tiene que poner a enfriar mis vinos favoritos y enviar al mercado a abastecer la despensa. ¡Ah! se me olvidaba. Dadle esto también.

Le lanzó al CSP un saquito de terciopelo negro.

-Con eso tendrá bastante para una temporada.

Y, diciendo esto, subió trabajosamente al carruaje e inició el camino a la Bastilla.

* * *

Como decíamos más arriba, París fue sinónimo de caos durante este mes. Numerosos disturbios alteraron la paz de la ciudad. Asaltos, linchamientos y ataques a las residencias de algunas personalidades de la vida social parisina fueron la tónica general.

Tal vez los incidentes más graves fueron los ataques sufridos por los Ministros de Justicia y el de Exteriores: hombres armados atacaron a ambos con suerte dispar. El ministro Hullin, al salir de su casa para asistir a la reunión del Consejo de Ministros convocada por el Primer Ministro, se encontró con un grupo de Marines Reales. "Tenemos orden de escoltarle, Excelencia. Las calles andan muy inseguras estos días". Hullin suspiró y, gruñendo protestas en voz baja, dio a su propia escolta la orden de emprender la marcha. Los Marines se unieron a ésta, manteniendo una cierta distancia.

Pero, efectivamente, estamos en tiempos de Fronda y toda precaución es poca. Al poco rato la expedición de Hullin fue atacada por un grupo armado. Su escolta y la de los Marines Reales, evidentemente, les plantaron cara, y no fue muy difícil para los veteranos militares hacer huir a los rebeldes, que se retiraron rápidamente al grito de "¡¡POR LA FRONDA!" sin que hubiera que lamentar bajas ni heridos por ninguna de las partes.

Pero, como decíamos, no todos los incidentes fueron tan leves: Mientras que el Ministro Hullin y su escolta combinada repelían fácilmente a los agresores, el Ministro de Exteriores Edmond Narcis D`Estrées se vio envuelto en una refriega de dimensiones más notables. Interceptado también su carruaje por una horda a pie, la escolta inició de manera rutinaria una carga de caballería, pero se encontró con fuego de armas ligeras. La mitad de la escolta desmontó, algunos forzados por las heridas recibidas por sus caballos, y se preparó para responder al ataque mientras la otra media se organizaba para proteger el carruaje. En un momento dado de la refriega, la calle se despejó y el carruaje se puso en marcha a toda velocidad, sorprendiendo tanto a la escolta como a los asaltantes, que se replegaron y desaparecieron rápidamente, llevándose a sus heridos con ellos.

Hay que decir que D'Estrées no se presentó a la reunión del Ministerio y se desconoce su paradero.

* * *


La segunda semana, al igual que la primera, tuvo lugar una larga reunión del gabinete ministerial de crisis. El primer punto que puso sobre la mesa el Ministro de Estado fue, evidentemente, la situación política y de orden público:

-Messieurs, huelga decir que la situación del reino de Francia es crítica. Los partidarios de la Fronda se enfrentan a los de Su Majestad por las calles, y en París nadie puede confiar en nadie ni saber de qué bando está. Pero hay algo que nos queda a los que estamos dispuestos a dar nuestra vida por Francia, y es el honor. Todos ustedes son gente de honor. Por lo tanto, para seguir otorgándoles la confianza de Su Majestad, que ha sido delegada en mi persona como Ministro de Estado, requiero de ustedes un juramento de lealtad a Su Majestad. Y, evidentemente, yo seré el primero en prestarlo, frente a todos ustedes y sobre esta Biblia.

»Hecho esto, convendrán ustedes conmigo en que los hechos acaecidos son de extrema gravedad. El Ministro de Exteriores ha desaparecido, tememos que secuestrado. El Ministro de Justicia ha sido atacado quizás con parecidas intenciones, y el Ministro del Bienestar fue objeto el mes pasado de un extraño ataque en el que se vio implicada, voluntariamente o no, una conocida dama de París. En resumen, hechos que afectan directamente al gabinete ministerial. Por lo tanto, les comunico que asumiré personalmente, ayudado por el Teniente General de la Policía aquí presente, todas las investigaciones pertinentes. Eso implica que nadie, repito, nadie, puede interferir investigando por su cuenta. ¿Queda claro? El ataque a un Ministro de su Majestad puede considerarse, en los tiempos que corren, como alta traición. Por lo tanto, es competencia exclusiva del Teniente General de la Policía su investigación, y él depende directamente de mí. No hay excepciones.»

El Ministro de Estado esperó en silencio a que se acallasen los rumores, comentarios y conversaciones que surgieron a raíz de sus palabras. Después de unos buenos diez minutos de paciente espera, los reunidos se dieron cuenta de que la reunión no continuaría hasta que el Ministro de Estado pudiese retomar la palabra, así que fueron callando y le devolvieron su atención.

-Messieurs, hay otro implicado, directa o indirectamente, en todo esto. Se trata de Su Eminencia el Arzobispo Robier. Este gabinete le enviará un mensaje rogándole que vuelva a París para tratar unos asuntos de extrema urgencia. Esperamos verle de vuelta lo antes posible. Y, dicho esto, pasemos a otros temas también relacionados con la crisis de poder por la que atraviesa Francia. Por favor, tomen el dossier que hay frente a ustedes y ábranlo por la primera página...

* * *


Tercera y cuarta semanas

Después de la abundancia de acontecimientos que pobló las dos primeras semanas del mes, las dos últimas han sido mucho más tranquilas. Aparte de la necesidad de descansar de tanto ajetreo, probablemente también ha influido en esta falta de actividad el estado de París, donde sigue habiendo tumultos y partidas de desharrapados que defienden al Rey o al Parlamento, cosa que hace que mucha gente se lo piense dos veces antes de salir. Sin embargo, algunos no se han dejado acobardar y han hecho vida normal; por ejemplo, Le Baron du Marchand llevó a Charlotte Pézet a L'Epée D'Or, donde disfrutaron de una tranquila cena. Otro que no se arredró fue Julius Kern, quien llevó al Casino a su nueva conquista Magdalene du Croissant. Apostó un par de veces, pero no mostró mucho entusiasmo por las mesas de juego, poniendo más atención a que a Magdalene no le faltara de nada.

* * *

EL CABALLERO DEL MES

El título de Caballero del mes corresponde a:


 
Joss Len Beaumont, Ch.d'H.
Por su pronta acción en convocar a los Ministros y tomar medidas para restaurar el orden

EL PATÁN DEL MES

El título de Patán del mes corresponde a:


 
Le Duc de Lemaitre
Por su contribución a crear el caos en París

* * *

NOMBRAMIENTOS HABIDOS ESTE MES

  • Julius Kern ha sido nombrado Ayudante de División.

* * *

ANUNCIOS DE PRESENTACIONES A CARGOS

  • Le duc de Le Maitre anuncia que se presentará a Ministro de Ciencias.

* * *

------------ Inicio de la estacion de VERANO ------------

CARGOS PARA EL MES DE JUNIO
CargoRequisitosN.S. mínimoQuién nombra
Ministro de Ciencias Brigadier o Baron 10 Min.Estado
Tte. Coronel Capellán Obispo 11 Coronel

CARGOS PARA EL MES DE JULIO
Durante este mes se renuevan los rangos religiosos (consultar reglas).

* * *

AGRADECIMIENTOS

  • A Sergio, por los fragmentos de las reyertas en París.
  • A Pablo, por la ayuda en determinar el orden del día de la reunión ministerial.
  • A Enric, por la visita guiada a la Mansión Parrot y a Badalona, con comida incluida ;-)

NOTAS DE LOS ÁRBITROS

Bueno... ¿Queríais acción? ¡Pues ya la tenéis! Lástima que el Teniente General de la Policía sea un no-jugador, pero en fin, no se puede tener todo...

FECHA LÍMITE PARA EL PRÓXIMO TURNO

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes, 8 de julio 2016, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited