Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

 

REAL CRÓNICA DE JUNIO DE 1646

¡MÁS CERVEZA! ¡ES LA GUERRA!
Yo

GACETA MILITAR

COMUNICADO DEL MINISTERIO DE LA GUERRA

Con motivo del inicio de la campaña de verano, quedan movilizados los Regimientos siguientes:

  • Brigada de Guardias:
    • Guardia Real
    • Mosqueteros del Rey
    • Guardia del Cardenal
  • Brigada Pesada:
    • Coraceros del Príncipe de Condé
    • Coraceros del Delfín
  • Brigada de Dragones:
    • Dragones del Gran Duque Maximiliano de Valois
    • Dragones Ligeros de la Princesa Luisa
  • 2ª Brigada de a pie:
    • 13º de Fusileros
    • 53º de Fusileros
  • 3ª Brigada de a pie:
    • Marines Reales *
    • 4º de Arcabuceros
  • 4ª Brigada de a pie:
    • 69º de Arcabuceros
    • Cadetes de la Gascuña

...además de los Cazadores de Montaña y los fronterizos, como es habitual.

 
* Por necesidades estratégicas, los Marines Reales sustituyen al 27º de Mosqueteros en esta campaña.

 
Por lo tanto, los miembros de los citados Regimientos deberán presentarse en sus acuartelamientos con su equipo completo, así como con su montura si procede, para partir inmediatamente a los frentes que les hayan sido asignados.

Asimismo, se cancela la voluntarización del Segundo Batallón de la Guardia Real, dado que el Regimiento entero queda movilizado.

En nombre de Su Majestad el Rey,

EL MINISTRO DE LA GUERRA

ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana

Como es sabido, esta semana correspondía celebrar los actos del Corpus Christi, con una misa solemne y un Te Deum. El encargado de la primera fue Fray Bernard, quien sorprendió a los asistentes a Notre-Dame al presentarse rodeado de una pequeña escolta de cuatro Mosqueteros del Rey. Sin embargo, la misa transcurrió sin incidentes, y el Te Deum posterior fue espectacular.

* * *

No todo fueron, sin embargo, celebraciones religiosas: le Théatre Royale estuvo abarrotado este mes. Edmond Narcis d'Estrées, Etienne Marchand, Eric Wirdheim y Jean-Luc Hullin, desde un cómodo palco que les protegía de empujones y apreturas, contemplaban la obra. Por cierto que las damas disfrutaban, como niño con juguete nuevo, del obsequio que Edmond Narcis d'Estrées compró para ellas: unos anteojos galileanos, que les permitían ver de cerca cualquier punto del Théatre. Además, Mussette d'Envion recibió un precioso abanico con pedrería.

* * *

Hay quien asusta a los niños con el hombre del saco,
otros por castigo o amenaza les coloca en un cuarto encerrados.
Hay adultos que tiemblan, se descomponen y se sienten aterrados,
si con un cura, juez o guardia les aseguras tendrán un contacto.

(Encarna Dorrojo, "Temores cotidianos")

Segunda semana

La segunda semana fue de intensa actividad en los clubs, probablemente motivada por el intenso calor, que atrajo a los caballeros hacia los patios o jardines (según categoría) de los distintos locales de París. Jean-Luc Hullin se acercó a Le Crapaud et l'Apricot pensando en tomarse una gran jarra de cerveza a la salud de Edmond Narcis d'Estrées, pero al llegar allí se encontró con la sorpresa de que Bertuccio, el criado napolitano (o siciliano, no estamos seguros) de D'Estrées, le informó de que imprevistos inexcusables habían obligado a su amo a cancelar la cita, y que, a pesar de haber intentado avisar a todos los invitados, él (Bertuccio) había recibido la orden de permanecer en el club para informar a cualquiera que no hubiese recibido el aviso.

Jean-Luc Hullin suspiró, decidió tomárselo con filosofía y, aunque consideró la posibilidad de dirigirse a L'Epée D'Or, finalmente la pereza pudo más y, gracias a la previsión de D'Estrées (que había avisado también al administrador del club), Hullin pudo refrescarse con su ansiada jarra de cerveza perse a no ser miembro de Le Crapaud et l'Apricot.

Quien sí que se dirigió a L'Epée D'Or fue Le Baron du Pointlac, que al parecer ha decidido que ya va siendo hora de que su primogénito, de tres años, empiece a mezclarse con el gran mundo. Mientras su madre se repone del parto de sus hermanitos, el pequeño correteó a placer por el jardín trasero de L'Epée d'Or bajo la complacida mirada de su padre y la atención de su nodriza, y después calmó su sed con una gran jarra de agua fresca con unas gotas de anís.

Tercera semana

Pero la tercera semana no fue tan tranquila para Le Baron du Pointlac como lo había sido la anterior. Decidió ir a misa para dar gracias por el nacimiento de sus gemelos y, al entrar en la iglesia y cruzar por entre los últimos bancos pasó cerca de Eric Wirdheim, quien, medio ahogado de calor, pensaba: "menos mal que no nos hacen llevar la coraza y el casco por la calle".

Al poco hizo su entrada el sacerdote oficiante, que se dirigió al altar con paso tranquilo. Pero, al llegar a éste, retrocedió de golpe y lanzó un grito. En el mismo instante, dos de los vitrales de las ventanas más bajas saltaron en pedazos.

Tras la parálisis inicial de los asistentes, el joven Eric Wirdheim fue el que tuvo la reacción más rápida, y se abalanzó hacia el altar. Sin embargo, al estar Le Baron du Pointlac mucho más cerca, los dos llegaron casi al mismo tiempo. Lo que encontraron sobre él, y que había causado el espanto del ahora enfurecido sacerdote, fueron seis cabezas de víbora.

Le Baron du Pointlac se lo tomó con una cierta filosofía: "Bueno, al menos no son sapos", comentó, cosa que provocó la mirada extrañada de un Eric Wirdheim que no entendió a qué venía el comentario.

Otro detalle a comentar fue el insólito registro de la casa de Emile Goulet por parte de Guillaume de Foix con una partida armada. El anciano casero, asustado ante lo imponente del despliegue, fue todo colaboración, y le suplicó al jefe del destacamento que le permitiese abrir él mismo la puerta con una llave maestra, "para evitar tener que cambiar una puerta tan cara". Así se hizo, y los hombres de Du Foix registraron de arriba a abajo las dos habitaciones que Goulet tiene alquiladas. Imaginamos que, cuando vuelva de sofocar la rebelión en su provincia, pedirá explicaciones. O tal vez tendrá que darlas...

Cuarta semana

Jean Parrot quiso cerrar el mes con una fiesta, al estilo de las que ya hacía tiempo que no le veíamos anfitrionar. Y, efectivamente, no decepcionó: Edmond Narcis d'Estrées, Etienne Marchand y Eric Wirdheim, que era la primera vez que accedían al club, quedaron maravillados de la decoración y el lujo. Edmond Narcis d'Estrées trajo una botella de un excelente vino de les Côtes du Rhône para agasajar al anfitrión y, pese a la gran calidad del regalo, supo ser humilde al entregarlo y halagar el orgullo regional del marsellés: "Disculparéis mi ignorancia en materia de vinos de Marsella, monsieur; no quise ni pensar en plantearme el atreverme a discutir vuestra autoridad en tal asunto, así que he optado por un vino de otras tierras que, aunque sólo sea por la novedad, espero sea de vuestro agrado". A lo que Parrot respondió: "Mon ami, no hay buenos vinos ni malos vinos: sólo vinos que gustan y que no gustan".

También Eric Wirdheim quiso contribuir a la bodega de Parrot con un vino alsaciano de finca añejo, de tono muy oscuro y con un inconfundible toque de crianza en roble. El único que no supo estar a la altura fue Etienne Marchand, que quiso probar todos los vinos y, tras un breve chispazo de animación y buen humor, acabó quedándose dormido en un rincón.

* * *

Comienza a despuntar la aurora en los campos que rodean la villa de Cambieure. Una nube de polvo y ruidos de cascos de caballo alteran la quietud de las últimas horas de la noche. Cuando el primer rayo aparece por oriente, la partida se detiene frente a la que había sido la casa de la familia du Calamar, ahora en evidente estado de abandono. Uno de los jinetes, claramente el que está al mando, descabalga y se acerca. Desenvaina, y se acerca a la puerta principal, de la que falta un batiente. Se asoma con prudencia. Nada, ni nadie. Una sala vacía, presidida por una enorme chimenea con algunas cenizas. Entra, se acerca y las examina. No son nada recientes. Con cara de fastidio, sale al exterior.

-Parece que los pájaros han volado. Vosotros dos, registrad el piso superior por si hay algún indicio, y el resto formad grupos para visitar a los vecinos, a ver lo que saben. Y no os andéis con miramientos con ellos.

* * *

La Bastilla no es solamente un lugar de lujo y bienestar para sus ilustres prisioneros: también tiene sus zonas siniestras. Concretamente, en el sótano hay algunas celdas subterráneas poco conocidas, que por fortuna están vacías la mayor parte del tiempo. Pero, desde hace algunos días, en una de ellas se ve ocasionalmente la luz de dos antorchas, y se oyen voces y gritos:

-Es vuestra oportunidad para hablar ahora. Creo que ya habéis estado antes aquí, y sabéis hasta dónde se puede llegar... Decidme, ¿qué sabéis de la muerte de Christian Brass de Creville? ¿De dónde habéis sacado el dinero que tan alegremente os habéis estado gastando últimamente en las tabernas? ¿Cuánta pólvora robásteis al Ejército?

-¡Noooo! ¡Piedad, yo no sé nada! ¡Piedaad!

Pero los aullidos de dolor se convierten en gritos de pánico cuando el prisionero atisba de repente una sombra en el rincón más oscuro.

-¡NOOOO! ¡HABÉIS VENIDO A POR MÍ! ¡YO NO HE SIDO! ¡NO ME LLEVÉIS! ¡PIEDAD! ¡YO NO OS MATÉÉÉ!

 

EL CABALLERO DEL MES

El título de Caballero del queda DESIERTO
Por un triple empate a un voto

EL PATÁN DEL MES

El título de Patán del mes queda DESIERTO
Por un quintuple empate a un voto

NOMBRAMIENTOS HABIDOS ESTE MES

  • Jean Parrot ha sido nombrado Ministro de Ciencias

ANUNCIOS DE PRESENTACIONES A CARGOS

  • Fray Bernard anuncia que se presentará a Obispo.


CARGOS PARA EL MES DE JULIO
Durante este mes se renuevan los rangos religiosos (consultar reglas).



CARGOS PARA EL MES DE AGOSTO
Durante este mes no se renuevan cargos.

AGRADECIMIENTOS

Al distribuidor local de Estrella Damm, por su rapidez en reponer género.

NOTAS DE LOS ÁRBITROS

Bueno, por fin tenemos la crónica. Estas dos semanas han sido moviditas: he tenido incluso que hacer de barman a tiempo parcial. Ni sé la de cervezas que he llegado a poner. En fin, finalmente aquí está.

(Por cierto: en esta crónica hay una construcción verbal de cinco elementos; no he llegado a los siete del Duque de Saint-Simon, pero me voy acercando) ;-)

FECHA LÍMITE PARA EL PRÓXIMO TURNO

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes, 9 de agosto de 2013, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited