Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

 

REAL CRÓNICA DE MAYO DE 1646

¡Esta placenta tiene cabeza!
Claire, doncella de la Baronne du Pointlac

GACETA MILITAR

REVUELTA EN EL LANGUEDOC

La región del Languedoc está en llamas. Los campesinos se han alzado en armas y bloquean los caminos, queman las casas y graneros de los terratenientes y, al grito de "Por el Rey y contra el mal gobierno", siembran el caos por doquier. Hemos intentado localizar a Emile Goulet, Gobernador Militar del territorio, pero nos ha sido imposible; sin embargo, fuentes fiables nos han informado de que salió a uña de caballo al conocer las noticias, y en estos momentos está tomando personalmente el mando de la guarnición provincial. Seguiremos dando noticias sobre esta rebelión a medida que nos lleguen.

ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana

En el Hôtel de Sagonne de la rue des Tournelles, en el Marais de París, se encuentra uno de los salones más prestigiosos de París. Al llegar a la entrada,el vicario fue retenido por dos lacayos, y un mayordomo le pidió la invitación mientras le hacía pasar al zaguán de la vivienda dejando el paso libre a otros invitados asiduos del Salón de Ninon de Lenclos. Allí recibía cada día de cinco a nueve a las personalidades más relevantes del momento.

Una encantadora Ninon apareció para recibir al vicario Robier, al que esperaba y suponía se encontraría en aquel lance por ser su primera visita. Y rescatándolo del exceso de celo en las labores de vigilancia de su mayordomo, tomo al vicario del brazo y entró así con él en su Salón. Mientras le agradecía su visita, le fue presentando a todos los demás invitados.

A petición de la Reina Cristina de Suecia, amiga de Ninon y que siempre que venía a París visitaba su salón, Nicolas Faret, recitó su célebre Oda al cardenal.

Entre los asistentes estaba Charles de Batz-Castelmore, oficial al servicio del Cardenal Mazarin. También se encontraba Blaise Pascal, que informó al vicario Robier, que miraba a la Reina un tanto asombrado por sus modales algo extraños en una dama de su clase: Cristina, que estudia durante 12 horas al día, seis días a la semana, es una alumna brillante. Además de ejercitarse en la equitación y la esgrima, habla varios idiomas, entre ellos el francés, español, italiano, alemán y latín; tiene profundos conocimientos de filosofía y es discípula de Descartes, el cual vive en su corte. "No parece una mujer en absoluto", sino que, por el contrario, tiene una "inteligencia brillante". "Le apasiona el teatro y el ballet, mantiene una orquesta italiana y otra francesa en la corte y siempre se rodea de intelectuales", terminó el científico.

La Reina de Inglaterra, Enriqueta María de Francia, hizo su aparición acompañada de Lord Leicester. En homenaje a la invitada se leyeron algunos "Emblemas" del poeta inglés nacido en Essex, Francis Quarles. Se declamaron también algunos poemas de François Maynard, el que fuera miembro fundador de la Academie Française, en homenaje a su reciente fallecimiento.

Se comentaron los hechos acaecidos el mes pasado con la capitulación de Essex y el temor de todos a que las tropas Parlamentarias inglesas capturaran a la pequeña princesa e hija de la Reina de Inglaterra. Al ver ensombrecerse el semblante de Su Majestad al recordar la situación, Ninon supo animar a la ilustre invitada y le aseguró que, conociendo a la madrina de la princesa, estaba segura de que escaparían y pronto estarían en Francia con su madre.

Tras ello cedió la palabra a Jean Arnaud du Peyrer, conde de Treville, que a instancias de Ninon relató las desavenencias con el Cardenal Mazarino debidas al empeño de éste en colocar al mando de la compañía a su sobrino, el duque de Nevers. Treville está recibiendo presiones del Cardenal para dejar la compañía y ceder el mando a Nevers, cosa que no hará bajo ningún concepto ya que, como él mismo dijo, "los Mosqueteros son su vida".

Se habló de arte y del refinamiento italiano, y se comentó la reciente llegada a París de aquél que se marchara hace unos años para servir a nobles ilustres como el duque de Ferrara. Al parecer su retorno ha sido muy llamativo por las obras de arte que ha traído consigo como regalo por sus servicios. Se ha hablado en concreto de un cuadro de Caravaggio, "Los discípulos de Emaús" y de una colección de cálices de gran valor.

Después, sin tratar ninguna temática en concreto, el Gran Condé, La Rochefoucauld y Saint-Evremond acapararon la atención de todos con sus ingeniosos comentarios.

Al finalizar la velada, la encantadora anfitriona acompañó personalmente al vicario hasta la salida y le agradeció su visita. "Avisadme cuando queráis volver a visitarme otra vez, estaré encantada de teneros nuevamente entre nosotras".

* * *

Yo soy aquel delincuente,
porque a llorar te acomodes,
que vivió como un Herodes,
murió como un inocente.

Advertid los pasajeros,
de lugares encumbrados,
que menos que degollados
no aplacaréis los copleros.

Cocodrilos descubiertos
son poetas vengativos;
que a los que se comen vivos
los lloran después de muertos.

Nadie con ellos se meta
mientras tuviese sentido;
que, al fin, a cada valido
se le llega su poeta.

Mi sentencia me azuzaron
con décimas que escribieron;
ellos la copla me hicieron,
y muerto me epitafiaron.

Los que priváis con los reyes
mirar bien la historia mía:
guardaos de la poesía
que se va metiendo a leyes.


Hibou, "Elegía a Christian Bras de Creville"

Segunda semana

Parece ser que Guillaume de Foix, en su doble función de Canciller de Finanzas y Ayudante General, ha decidido poner orden en el caos financiero en que está sumido el Ejército de Su Majestad. Durante estas esta semana y la siguiente, se ha dedicado a pedir los registros contables y de material de la mayoría de Regimientos. Mientras que algunos estaban perfectamente en orden, otros han resultado estar en un estado de negligencia cuando menos lamentable. Preguntado sobre la finalidad concreta y los resultados de la pesquisa, el Canciller nos ha respondido que "cuando tenga mis conclusiones ordenadas, las haré públicas si procede".

Tercera semana

Esta semana se ha producido un gozoso acontecimiento en la residencia de Le Baron du Pointlac: el esperado nacimiento de su primer hijo. Sin embargo, el asunto ha traído sorpresa, ya que, en el dormitorio de la Baronesa du Pointlac, se produjo el siguiente diálogo:
 

-¡Es un niño, señora! ¡Un niño!

-Aaahhh... Qué...alegría... se llevará... mi marido...

-Pero no habéis acabado el trabajo aún, señora. ¡Empujad, empujad un poco más, que aún queda la placenta! Encárgate tú, Claire. Yo voy a lavar a este señorito.

Y mientras la vieja comadrona cortaba el cordón umbilical y llevaba al niño a lavar a una palangana en un rincón del dormitorio, la doncella que la ayudaba lanzó un chillido.

-¡Madame Léonarde, esta placenta tiene cabeza!

-¡¿QUÉ?!

-La comadrona volvió al lecho de parto y, con mano experta, puso al bebé en manos de otra doncella. Un rápido vistazo la puso al tanto de la situación.

-¡Qué va a tener cabeza la placenta, estúpida! ¡Es otro bebé! ¡Venga, poned a hervir más agua y paños! ¡Rápido!
 

Efectivamente, Le Baron du Pointlac ha sido padre de no uno, sino dos hermosos varones. Tanto ellos como la madre se encuentran perfectamente, aunque ésta última está algo agotada y necesitará una temporada de reposo. ¡Enhorabuena, Barón!

Cuarta semana

-Ite, missa est.

Con estas palabras rituales, fray Bernard Robier finalizó la misa que, como cada domingo, acababa de oficiar en su parroquia. Mientras los fieles abandonaban el templo, se dirigió a la sacristía para quitarse las vestimentas misales. Al cabo del rato salió por la puerta principal de la iglesia, como siempre hacía, para saludar a los feligreses que a menudo se entretenían charlando en la placeta frente a la entrada. En ese momento se le acercó un caballero elegantemente vestido. El contraluz no permitió al vicario ver su rostro, pero reconoció enseguida la voz.

-Buenos días, fray Bernard. Me ha encantado vuestro sermón de hoy. Conseguís iluminar las almas con vuestra oratoria. Permitidme que os haga un pequeño donativo.

Y, sin esperar respuesta, sacó una voluminosa bolsa y la puso en manos del vicario.

-Espero que sepáis hacer buen uso de estas cuatrocientas coronas, padre. Destinadlas a caridad y obras buenas. Ahora, si me disculpáis, me espera una visita de compromiso. ¡Quedad con Dios!

Tras lo cual saludó con la mano a los curiosos que, no muy discretamente, habían vuelto la mirada hacia ellos, y se alejó calle abajo, dejando al vicario sin palabras y con la bolsa en la mano.


EL CABALLERO DEL MES

El título de Caballero del mes queda DESIERTO
 

Por un cuadruple empate a un voto.

EL PATÁN DEL MES

El título de Patán del mes queda DESIERTO
 

Por un cuadruple empate a un voto.


ANUNCIOS DE PRESENTACIONES A CARGOS

  • Edmond Narcis d'Estrées anuncia que se presentará a Ministro de Ciencias (C05).
  • Julius Kern anuncia que se presentará a Ministro de Ciencias (C05).
  • le Baron du Parrot anuncia que se presentará a Ministro de Ciencias (C05).

------------ Inicio de la estacion de VERANO ------------

CARGOS PARA EL MES DE JUNIO
CargoRequisitosN.S. mínimoQuién nombra
Ministro de CienciasBrigadier o Baron10Min.Estado
Tte. Coronel CapellánObispo11Coronel


CARGOS PARA EL MES DE JULIO
Durante este mes se renuevan los rangos religiosos (consultar reglas).


AGRADECIMIENTOS

A Ninón, por la crónica de la visita de fray Bernard.

NOTAS DE LOS ÁRBITROS

¡Llega el verano! Temperaturas altas, campañas militares con sus ocasionales escabechinas de personajes, y vacaciones generalizadas. Este año el Ministro de la Guerra es un no-jugador, así que la cosa irá por tirada de dados. Después, el Mariscal de Francia, si le parece bien, podrá intercambiar un Regimiento por otro, pero la organización principal, por primera vez en muchos años, será aleatoria...

FECHA LÍMITE PARA EL PRÓXIMO TURNO

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes, 5 de julio de 2013, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited