Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

 

REAL CRÓNICA DE DICIEMBRE DE 1645

ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana

Joseph Lemaitre, Mariscal de Francia, ha tenido una semana muy ocupada. Ha dado órdenes a diestro y siniestro, enviando un comunicado a todos los rincones de Francia, y dando instrucciones a los Gobernadores militares para que den la máxima difusión al escrito. Y a fe que se han cumplido sus deseos: podemos asegurar que en posadas, tabernas, postas y otros lugares de paso estaba todo el mundo informado, bien leyendo directamente el pasquín o bien oyéndolo de boca de los correos.

Asimismo, se nos ha indicado que debemos publicarlo en esta Crónica, lo que procedemos a hacer a continuación:

El Ministerio de Estado informa:

Se ofrece una recompensa de 5.000 Coronas, a todo aquel que dé una pista que conduzca a la detención del infame André du Calamar.

Igualmente, se ofrece la misma cantidad a quien lo entregue vivo o muerto.


Y para que conste, firmo.


Joseph Lemaitre.
Ministro de Estado
A Deo rex, a rege lex.

Jean-Luc Hullin miró hacia arriba, para abarcar los portones de la Bastilla en toda su altura. Suspiró, y llamó. Se identificó ante el guardia y éste le abrió una puerta más pequeña cortada en uno de los portones. Al entrar, otro guardia le escoltó hasta el despacho de Jean Parrot, Ch.d'H., Comisionado de Seguridad Pública.

-Monsieur Hullin, gracias por venir. Sentaos, seré breve ya que supongo que estaréis interesado en ir después al teatro, como casi todo París. Por desgracia mis obligaciones me impiden disfrutar del estreno. ¿Una copa?

Espectacular estreno el de la obra teatral de fray Bernard Robier. A pesar de lo innovador de su formato, que incluye un coro en mitad del segundo acto, el público aplaudió con fervor y se oyeron gritos de "¡BRAVO, BRAVO!" incluso por encima del habitual rumor que siempre llena la sala principal. Un gran coro, representando a la gente mísera de Francia, que aun padeciendo pesares e injusticias piensan en sufrir y dar su vida por la patria y el Rey a pesar de que existan gobernantes que actúen injustamente. Gentes que suspiran por ese momento en que la Patria sea más justa, ese futuro en el que sus hijos ya no deban padecer las injusticias de unos pocos, en el que el Rey gobierne sin intermediarios y Francia pueda vivir en paz. La monumental pieza coral acaba con un "Vive la France! Vive le Roi!" que fue recibido con una avalancha de aplausos y gritos de entusiasmo. "Os habéis metido al público en el bolsillo, fray Bernard", le dijo chevalier Brass de Creville al autor cuando éste hizo una breve aparición por el palco para saludar. "Ya me gustaría, ya", replicó el sacerdote", pero me temo que eso no es posible, monsieur, ya que esta humilde sotana no tiene bolsillos". Una alegre carcajada acogió la ocurencia del flamante dramaturgo.

En uno de los palcos, chevalier Brass de Creville y Jean-Luc Hullin aplaudían entusiasmados, mientras sus respectivas damas enjuagaban alguna lágrima de emoción. Menos entusiasmo, aunque sin llegar a la desgana, mostraban Le Baron de Muzillac y Le Comte de Noisy, quienes también se hallaban acompañados de sus damas y de Joss Len Beaumont, Ch.d'H.; éste último, de hecho, no prestó gran atención a la obra ya que sus ojos no se apartaban de Leonor d'Yberville.
En el segundo entreacto, un discreto criado anunció la entrada de Fray Bernard, autor de la obra. El presbítero saludó brevemente, aceptó con agradecida modestia los elogios que se le dedicaron, y se excusó rápidamente ya que estaba realizando una aturullada ronda de visitas por numerosos palcos, ya que le llovían las invitaciones de todos los conocidos que habían ido a presenciar el estreno.

 
* * *

Robaba ajeno al trasiego,
tiempo, honra y buen dinero,
que no en vano gobernaba,
y lo podía hacer con sosiego.
Ahíto, del que asaz alteraba
en su quehacer placentero,
provocando mucho quebranto,
molestia en su codicia sin freno.

Se indignó el mandatario tanto,
atolondrado, actuó con desespero:
descontándose en sus desfalcos
descuidándose del caudal ajeno.

Se empecinó en matar una pulga
con cañón, truhanes y ejércitos.
Ministro a la fuga, fue su padrino,
y soga al vicario que no comulga.
El perro pulgoso le envía lacitos.
Sigue en su puesto el muy ladino.

Hibou

Nota:Hibou nunca ha pretendido plagiar ni asumir como propios los versos de otros autores. Es un cómico, por lo que recita tanto versos propios como ajenos para comentar lo que acontezca en cada momento. No se atribuye al firmar la autoría de los versos sino que es él el que lo expone o cita.
Este mes: "Cónclave de aniversario" H. Uelga



Segunda semana

Esta semana, Joss Len Beaumont, Ch.d'H., Eléonor d'Yberville y Fray Bernard visitaron las instalaciones del Hospicio para huérfanos de guerra, invitados por éste último. Por la mañana, el carruaje de Joss Len Beaumont, Ch.d'H. pasó a recoger primero al sacerdote y, posteriormente y dando un rodeo, a la joven dama. Después de la visita, el trayecto fue el inverso, dejando primero a Mlle. d'Yberville en la mansión de Le Baron de Muzillac y después retrocediendo para dejar a Fray Bernard.

En el otro extremo de París, en L'Epée D'Or, Jean Parrot, Ch.d'H. disfrutaba de la compañía de su dama y de una opulenta cena. Pero a punto estuvo Parrot de atragantarse al oír este comentario, dicho con la más inocente de las vocecillas:

-Está a punto de comenzar el nuevo año, que augura una vida más tranquila y sosegada. ¿No crees que ya sería hora de hacer oficial nuestro compromiso, amorcito?

-Errrr... sí, claro, palomita, el próximo mes lo preparo todo sin falta. Estooo... ¿un poco más de este excelente chardonnay?

Tercera semana

Tradicionalmente la tercera semana suele ser tranquila, dedicada a la esgrima o a visitas tranquilas a los clubs. Fieles a esta costumbre, chevalier Brass de Creville y Jean-Luc Hullin se citaron en L'Epée D'Or para comentar el éxito teatral del momento: la obra de Fray Bernard.

Pero esta semana es Navidad, y Le Baron de Muzillac organizó una cena familiar a la que invitó, como gesto extraordinario, a Joss Len Beaumont, Ch.d'H.. Éste se presentó puntual y vestido con su uniforme de gala, seguido de dos criados que bufaban bajo el peso de varias cajas de madera llenas de regalos. El presente más exquisito, sin embargo, lo transportaba él personalmente: un juego de gargantilla y pendientes para Eléonor que, encantada, lo lució durante toda la cena.

Cuarta semana


El Barón de Muzillac intentó elevar aún más el listón de las sonadas fiestas de Fin de Año parisinas en lo que se convirtió en un multitudinario espectáculo de agradecimiento a sus camaradas de armas. Entre otros asistieron Emile Goulet, Joss Len Beaumont, Ch.d'H. (que una vez más trajo regalos de delicada joyería para Eléonor), Jean-Luc Hullin con Christine, Le Comte de Noisy con Constance, Jean Parrot, Ch.d'H. con la siempre paciente Evelyne, Baron du Pointlac con Lili y, naturalmente, el anfitrión y su esposa. D'Arzac, con una sonrisa permanente en los labios, parecía estar disfrutando como un infante de las numerosas sorpresas que tenía previstas para sus amigos y en las que también participaron los hijos de su esposa, Eléonor y Damien d'Yberville. Este último ya de la estatura de su padrastro, al borde de los 16 años y ante quien Jean Parrot no pudo evitar comentar:


-Pardiez, muchacho ¡sois la cara viviente de vuestro padre, el legendario Coronel de los mosqueteros d'Yberville!" [Nota del jugador: ¿alguien se anima a usarlo en su próximo personaje?]


D'Arzac bromeó entonces con Parrot preguntándole si podría mover sus contactos para encontrarle un hueco como soldado en los cadetes, -para curtirle-, ya que la idea de meter un mosquetero en su casa le parecía que podría ser un poco peligrosa. Con una carcajada, Parrot le espetó:


-Deberíais leer un poco más de Historia, viejo amigo. Lo que a vos os conviene es meter a este mozalbete a cura. Son menos dados a los excesos y a hacer peligrar su pellejo, y con un poco de mimo, tiempo y cuidados, podéis llegar a hacer crecer un Richelieu o un du Heyn dentro de él...


-Maldición, es una buena idea, pero he metido demasiadas historias de honor, nobleza y aventuras en la cabeza de este chico durante nuestros entrenamientos de esgrima como para poder cambiar ahora su empecinamiento con seguir los pasos de su padre... ¡Veremos que le depara el futuro, mon ami! -y dicho esto, el Barón se esfumó a organizar a la servidumbre-.


Los invitados pudieron disfrutar de unos excelentes canapés y refrigerios tras los que se dio paso a la cena, con delicias traídas de todos los rincones de Francia, con un especial cuidado por productos bretones. "¡Estos mejillones están sorprendentemente frescos y no creo que vengan del Sena!", vociferó Hullin mientras se relamía con ellos.


Finalmente, a las 12 de la noche, todas las luces de la Mansión fueron apagadas al unísono y entre gritos de alguna dama y las celebraciones de otros, comenzó la gran sorpresa de d'Arzac:


-Bienvenidos, mes amis, a la historia de un secuestro, dos rescates y una huída.


Así comenzó un trovador a narrar una historia llena de licencias cómicas sobre las últimas aventuras del anfitrión, en la que con cuidadoso esmero fueron haciendo salir a cada uno de los protagonistas haciéndoles interactuar con una compañía de teatro mientras ocurrían las peripecias. Así, el secuestro de d'Arzac se vio convertido en una borrachera en una taberna holandesa en la tras perder el conocimiento y caer desde una mesa al suelo, el tabernero creyendo encontrarse ante un noble español, decide llevarle ante el tercio. Las carcajadas no pararon desde entonces, con especial intensidad durante la discusión de LeMaître y de Creville, sobre de quién era la culpa de que hubieran pagado un rescate por una pierna de cordero sin que nadie se hubiera dado cuenta de que ese no era el Barón, deteniéndose tan sólo al observar que el Padre Bernard estaba dando cuenta de ella sin haberles invitado y Beaumont se tiraba de los pelos mientras gritaba: "¡¿Cómo voy a pedirle la mano de mi amada a una pierna de cordero?!" En la siguiente escena, d'Arzac, disfrazado de una corpulenta aguadora de Flandes, se escapa del campamento español mientras los soldados del tercio le lanzan todo tipo de piropos, hasta que finalmente es encontrado por du Reims, quien confunde al Barón con una casquivana lo que da lugar a otra hilarante escena. En la escena final, se observa a Parrot adormecido en una sala de l'Epeé d'Or llena de humo, fumando con su pipa con un montón de crónicas reales y cartas por leer amontonadas en el suelo: "¿Dónde se habrá metido el Barón? Esto es muy extraño, nunca falla a nuestra cita. Con lo despistado que es no sé como seguimos ganando la guerra. En fin, lo primero es lo primero" dice, volviendo a cerrar los ojos.


EL CABALLERO DEL MES

El título de Caballero del mes corresponde a:
 

Olivier d'Arzac
Por su espectacular fuga y por intentar celebrarla aunque finalmente su salud no lo permitiera.

EL PATÁN DEL MES

El título de Patán del mes corresponde a:
 

Christian Brass de Creville
Por el patetismo de sus futiles intentos de molestar a Joseph Le Maitre.

ANUNCIOS DE PRESENTACIONES A CARGOS

  • Le Comte de Noisy anuncia que se presentará a Ministro de Estado.
  • Le Baron du Pointlac anuncia que se presentará a Ministro de Estado.
  • Le Baron de Muzillac anuncia que se presentará a Ministro de Estado.
  • Emile Goulet anuncia que se presentará a Ministro de la Guerra.
  • Le Comte de Noisy anuncia que se presentará a Ministro de la Guerra.
  • Le Baron du Pointlac anuncia que se presentará a Ministro de la Guerra.
  • Le Baron de Muzillac anuncia que se presentará a Ministro de la Guerra.

CARGOS PARA EL MES DE ENERO
CargoRequisitosN.S. mínimoQuién nombra
Ministro de Estado General o Comte12 Rey
Ministro de la Guerra Tte.Gral. o Viscomte12 Rey
Rector Cura6Vicario

CARGOS PARA EL MES DE FEBRERO
CargoRequisitosN.S. mínimoQuién nombra
Ministro de Justicia Brigadier o Baron 8 Min.Estado
Canciller de Finanzas Brigadier o Baron 10 Min.Estado
Comis.Seguridad Publ. Coronel o Chevalier 6 Min.Estado
Maréchal de FranceGeneral o superior 12 Rey
Inspector Gral.Infant. Tte.General o superior 10 Min.Guerra
Inspec.Gral.Caballeria Tte.General o superior 12 Min.Guerra


AGRADECIMIENTOS

A Hibou, como siempre, por los versos, y a Jon por la crónica de la fiesta de Fin de Año.



NOTAS DE LOS ÁRBITROS

¡Feliz Año Nuevo a todos!

FECHA LÍMITE PARA EL PRÓXIMO TURNO

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes, 1 de febrero de 2013, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited