Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

REAL CRÓNICA DE JULIO DE 1641

GACETA MILITAR

[En preparación]

 


R.I.P.
Rogad a Dios por el alma de
PHILIPPE MAURICE

[Cruz para la tumba]
Capitán de los Mosqueteros de la Picardía

Su familia y amigos agradecerán
UNA ORACIÓN


R.I.P.
Rogad a Dios por el alma de
GUILLEM DE CORTSAVY

[Cruz para la tumba]
Subalterno de los Coraceros del Príncipe de Condé

Su familia y amigos agradecerán
UNA ORACIÓN


ECOS DE SOCIEDAD

Mientras tanto, en la retaguardia, retazos de Aniversario...

CAPÍTULO I: ANTES DE LA COMIDA

Media mañana. Mansión del Secretariado Real. Actividad febril.

Mientras el Secretario Tirs d'Abril forcejeaba con la enorme barbacoa, el Secretario Marc Du Bardine se acercó a la atalaya sur y se puso a otear el horizonte asido a la barandilla de mármol.

-¿Creéis que conseguirán llegar esta vez? -preguntó inquieto.
-Por supuesto. Mis indicaciones eran concisas e infalibles.
-Al final, ¿vendrán muchos?
-El Ministro de la Guerra nos ha aguado la fiesta y casi todos los caballeros se encuentran en el frente, pero han confirmado asistencia Parrot y Du Calamar. Montmorency ha conseguido un permiso y también vendrá. Los tres con sus damas y...

De repente, en medio de una explosión sofocada y una leve humareda con un ligero toque de azufre, hizo su aparición una bolsa ectoplasmática que recordaba vagamente a Dominic Sanglant. A su lado, Jean Crichton sujetaba con firmeza la cadena que ataba al espectro.

-MalditooOoOooSssss... ¿QuiEenNn OoOsaa perturbAaArrrr...

Crichton interrumpió al Espectro de un tirón de cadena.
-¡Le tengo, messieurs! Ha costado un buen puñado de coronas, pero podremos contar con él todo el día...
-Bien, bien, perfecto. Ahora, mientras van llegando los invitados sería conveniente recoger las vituallas que encargué en el Mercado. Cojamos el carruaje y vayamos.
- Sí, comidaAaaAaaa... AALMAAAAaaAaaSSS...
-¡Cierra el pico, espectro!

demonio
Rueda

Media hora después, en un terraplén de pronunciada pendiente, el carruaje del Real Secretario yacía inmóvil. Marc du Bardine tocaba la rueda trasera con el dedo índice y cara de asco.

-Vaya, esta rueda tiene mala pinta.
-Ya os dije en vida que nunca os debéis fiar de un marsellés cuando os vende un carruaje a tan buen precio. Y menos cuando lo hace con una amplia sonrisa en su cara...
-Hummm... Sí, cierto, ya me encargaré de él después. La rueda está irrecuperable, deberemos cambiarla.
-¿¿¿¿Dónde está el gato????
(miau)

Una hora después, ya de vuelta del mercado central de París...

-467 kilos de carne, a doce asistententes, hacen, por barba, la friolera de... -Marc du Bardine calculaba entre murmullos.
-¡¡Maldita mujer!! ¡¡Le dije un cajón de carne para doce, no doce cajones de carne!! -gritaba Tirs d'Abril.
-Tranquilizaos, pensad en vuestra tensión... -terció Crichton.
-¿Volvemos y acabamos con ella? -intervino el espectro de Sanglant.
-¡Calláos!

Carne
Nowhere

Mientras tanto, en un cruce de caminos a pocos kilómetros de la Mansión del Secretariado, Sevère de Montmorency, asiendo un arrugado mapa, se preguntaba: "¿Ésto indica a la derecha o a la izquierda?" Levantó repentinamente la vista al oír un ruido, y al reconocer el carruaje que se aproximaba ocultó apresuradamente el mapa.
-¡Sevère, mon ami! ¡Buenos días! ¿Os habéis perdido? -saludó Jean Parrot mientras escondía tras su espalda otro estropeado mapa.
-No, Parrot, claro que no, simplemente os esperaba. Adelante, guiad, yo os sigo...
-Os lo agradezco mucho, pero no querría privaros del placer de una ascensión sin tener que comeros el polvo del camino...
-Oh, Mayor, vos estáis acostumbrado al frente, dejadme a mí la oportunidad de masticar el polvoriento camino de la Mansión del Secretariado...
-Ya sé que por vos no habría problema, pero vuestra dama se merece algo más.
-Y la vuestra no menos, mon ami.

Un carraspeo llamó la atención de los dos caballeros. André du Calamar se levantó en el carruaje y, limpiándose una mota de polvo imaginaria con un pañuelo de seda, les dijo:

-Caballeros, la discusión para adivinar quién no se ha perdido y quién no se ha extraviado es apasionaaaaante, pero mi dama y yo mismo os agradeceríamos que tomárais el camino de la derecha para llegar ¡YA! a la mansión del Secretariado Real.

-Err... Ehem... bien, sí, vamos.
-Eh... Eh... Eh... Eh... os sigo.

Frente a la barbacoa. Todos los asistentes reunidos. Tirs d'Abril cogió un hacha y se dirigió al asador, donde estba Parrot bostezando. Éste se incorporó de un brinco.

-¡NO! ¡CON EL HACHA NO! Yo no sabía que la rueda...
-Callaos, hombre. No es para vos, sino para la pierna de cordero, que se resiste a asarse de una pieza.
-¡No os reprimáis, Secretario! Arreadle al marsellés, arreadle, que seguro que ha hecho méritos suficientes -terció Sanglant.
-¿Cómo reaccionaria un ente como vos al contacto de un Hacha Real? -le respondió el Secretario con una feroz mirada. -Bien, err... ya me callo...

Carne

CAPÍTULO II: DURANTE DE LA COMIDA

Finalmente quedó la carne asada, la mesa dispuesta, la bebida servida y los ánimos a punto para dar cuenta del banquete que los Secretarios Reales habían organizado.
Lo que ocurrió durante la comida está bajo secreto de sumario, pero varias perlas pueden desvelarse sin peligro para ninguna trama oculta ni riesgo para ninguno de los asistentes:

  • André Du Calamar demuestra, ante el asombro de los asistentes, lo avanzado de la espectacular recuperación de sus heridas. Amenaza con estar en plenas facultades en poco tiempo.
  • Mientras la bebida corría de vaso en vaso, las lenguas fueron desatándose y varias pullas del fantasma de Sanglant contra los Cadetes de la Gascuña fueron proferidas sin previa provocación. Pullas que cesaron en cuanto el espectro se vio en inferioridad numérica (no contaba con que Du Calamar se ha hecho Mayor de los Cadetes, y por lo tanto éstos ya eran dos).
  • El Espectro de Dominic Sanglant consideró la opción de la reencarnación, siempre que ésta sea en la persona de alguien rico, apuesto y formidable con el acero. Lamentablemente, el cuerpo de JBR ya está ocupado y en juego.
  • El Espectro y su custodio (Jean Crichton) efectuaron varias demostraciones de luchas espectaculares de "blindados teledirigidos", un pasatiempo traído del Limbo (donde EDS purga sus pecados) pero procedente del futuro (en el Limbo no hay tiempo).
  • La Dama de André Du Calamar explicó mil y una maneras de enviar a alguien al otro barrio. Todas aprendidas de un tal "Ricard Ibañez". En el Aniversarió aprendió, también y gratis, que no es oro todo lo que reluce, y que ése Ibáñez debe de ser una invocación fallida de algún aquelarre de novicias.
  • Sevère de Montmorency escupía al suelo cada vez que escuchaba "bastilla" o "Valmont".
  • Jean Parrot se quedó sin habla tras el despliegue sobre la mesa de banquetes de una buena parte de la bodega de vinos y licores del Real Secretario.

...y una mención especial se mereció Yôko-san, la esposa del Real Secretario Tirs d'Abril: discreta y silenciosa, hizo que nada fallara, que nada faltara, que ningún sediento quedara sin bebida, que ningún hambriento sin nada que llevarse al buche... y todo con una exquisita educación y cortesía. Se demuestra que detrás de un gran Secretario hay una gran dama.

CAPÍTULO III: DESPUÉS DE LA COMIDA

El entretenimiento de la sesión fue, después de la suculenta comida, un juego de mesa bastante disfrutado en la mayoría de Cortes Europeas. Bajo los auspicios del Rey, un grupo de familiares vagos y maleantes se disputan perezosamente, pero de manera inteligente y divertida, el ser el más vago de palacio, echando a patadas al resto de vagos que intentan vaguear más que el Rey o que uno mismo.
Para más información, aquí.

EPÍLOGO

Esperemos que el próximo año los Enemigos de Francia y el Ministro de la Guerra se porten mejor con el Real Secretariado y permitan a muchos más caballeros el asistir a ésta celebración de aniversario de la partida.

CARGOS PARA EL MES DE AGOSTO

	Durante este mes no se renuevan cargos.

CARGOS PARA EL MES DE SEPTIEMBRE

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------- ----------------------  ------  ------------
Ministro de Exteriores  Brgder. o Baron           10    Min.Estado
Gobernadores Militares  Tte.Gral. o superior    8/10*   Rey
Aide del Dauphin        Capitan                    9    Dauphin
Aides de los Generales  Subalt./Capitan/Mayor      6    Generales
Ayudantes de Regimiento Capitan                    3    Coroneles
(*: El Gobernador Militar de Paris necesita nivel social 10; los demas, 8)

NOTAS DE LOS ÁRBITROS

Je je... este mes no hay crónica, sino pseudo-crónica. ¡Gracias Enric por escribirla! Y, sobre todo, gracias a los que vinísteis. Fue un día fenomenal.
La crónica militar, con sus muertos y todo, espero poder ponerla este fin de semana.

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes, 29 de agosto de 2008, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited