Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

REAL CRÓNICA DE OCTUBRE DE 1640

Siempre hay alguien a quien le toca ser el malo.
Phillipe Valmont

GACETA MILITAR

Unas pocas leguas al norte de Arrás

Los cuatro prisioneros, Jean Parrot, Henri Daralan, Renaud D'Anterroches y Joseph LeMaitre se miraron. Ya es la hora convenida, pensaron.
Parrot miró a LeMaitre y guiñándole un ojo, dijo:
-Como os comentaba el otro día, querido Joseph, el mejor cocinero del mundo es el de mi regimiento, Maese Jerome Laffitte.
Entonces, LeMaitre se puso en pie cogió uno de los mendrugos de pan mohoso que había en el cobertizo que hacía las veces de celda y se lo arrojó, de malos modos, a Parrot diciendo:
-Vuestro cocinero no sería capaz de cocinar nada mejor de lo que nos dan estos perros españoles, comed este pan, ya que estáis acostumbrado al rancho de los Cadetes...¡¡¡jajaja!!!
Tras estas palabras, Parrot y LeMaitre se enzarzaron a golpes, con gran alboroto, cosa que hizo que el guarda entrase a toda prisa, a separarlos.
Pero lo que no sabía el incauto español es que todo era puro teatro y que, nada más entrar, Daralan y D'Anterroches le tirarían un hatillo de paja encendida, con yesca y pedernal. Nada más hacerlo, el pobre español, cegado por el fuego y el dolor, echó a correr fuera del cobertizo, creando el caos más absoluto y terrible que se pueda imaginar en el campamento. Naturalmente, los cuatro cautivos aprovecharon la coyuntura y salieron al exterior, tomando distintas direcciones, tal y como habían acordado.

En ese momento, acercándose al campamento a caballo y disfrazados de españoles, Jean du Mont Blanc, Severe de Montmorency y Lestat de Pointlac iban dispuestos al rescate cuando se ven sorprendidos por un campamento revolucionado, con gritos y disparos por doquier. Creyéndose descubiertos sin saber cómo, volvieron grupas, y cuando iban a picar espuelas oyeron una voz familiar, irónica e inconfundible que gritaba: "¡Au revoir señores, no me gusta la carne tan hecha!"

Nada más reconocer a Jean Parrot, Lestat de Pointlac y los otros penetraron en la espesura tras él. Cuando dieron alcance al Cadete, lo llevaron al punto del bosque en el que tenían cuatro caballos para los presos. Sin perder tiempo, comenzaron la búsqueda del resto de los fugados a los que encontraron enseguida. No sin algún sobresalto, ya que Joseph LeMaitre, al ver a un jinete vestido de español rondándole, saltó sobre la grupa del caballo que llevaba Pointlac y cuando iba a degollarle con un cuchillo jifero que encontró cerca de caballerizas, reconoció al Mosquetero de la Picardía y retuvo su mano exclamando: "Pardiez que no os favorece el uniforme, mon ami".
Así pues, y una vez reunidos los siete, pudieron emprender la marcha, sanos y salvos, a París mientras, y seguramente para amenizar el viaje de regreso, Joseph LeMaitre y Jean Parrot discutían sobre quién pagaría la cena y las botellas que caerían en el club de ambos.

ECOS DE SOCIEDAD

Parece que los ánimos andan revueltos en el frente, y varios coroneles han tomado la decisión de permanecer en campaña al acabar el verano: Lestat de Pointlac, con sus Mosqueteros de la Picardía, se dirigieron a las cercanías de Arras para montar un campamento de apoyo a la operación de rescate de prisioneros. Este campamento fue de capital importancia para proporcionar apoyo logístico y cobijo y atención rápida a los rescatados. Los Mosqueteros del Rey, comandados por Pierre Chardin, Ch. d'H., también han decidido permanecer en campaña y, a pesar de que su cometido en el frente ha sido más genérico, su base de operaciones tampoco estaba lejos de Arras, en prevención de un posible contraataque tras la incursión de Jean du Mont Blanc, Lestat de Pointlac y Sevère de Montmorency.

Por su parte, la Guardia del Cardenal ha permanecido también movilizada, pero de una forma bien distinta: se han trasladado a París bajo el mando de Olivier d'Arzac, pero éste les dio un solemne discurso a sus hombres explicándoles que su deber continúa en la capital y que "somos una pieza fundamental para desmantelar la peligrosa trama de delicuencia y sedición que está recorriendo las plazas de París. Espero que con un mes de importante movilización seamos capaces de demostrar quién manda en la capital, y que la ley el orden sean restablecidos."
Dicho y hecho, nada más llegar a la Cité los batallones se dedicaron a distintos cometidos: uno colaborando con la Guardia de la Vieja Ciudad en reprimir la delincuencia, sin escatimar los "correctivos" físicos y "recomendaciones" de que se busquen "un trabajo mejor, que el Ministro del Bienestar estará encantado de ofrecerles". Otro batallón está desplegado en las afueras, controlando caminos y posadas, y el tercero se ha dedicado a labores logísticas y de soporte.

A Su Eminencia Cardenal Duc de Richelieu

Eminencia:

Este humilde y leal servidor los comunica que durante este mes y con la intención de acabar de una vez por todas con la ola de delincuencia de París, vuestro Regimiento se unirá a los esfuerzos del nuevo Gobernador Militar de París. Esperamos que sea de vuestro agrado el trabajo que estamos realizando y que podáis presentarlo al rey como una muestra más del ejemplar servicio que prestáis a la Corona.

Quedo a vuestra entera disposición, esperando órdenes de Vuestra Eminencia. Para este Coronel sería de gran importancia conocer de qué modo puede sevir del modo más eficiente a vuestra causa.

Sin otro particular os besa la mano vuestro humilde servidor:

Olivier d'Arzac
Coronel de la Guardia del Cardenal

Otro que se ha tomado a pecho su labor es el Gobernador Militar de París. Philippe Valmont ha trasladado su residencia nada menos que a la Bastilla, para estar disponible día y noche en caso de producirse cualquier incidencia. Como consecuencia de sus nuevas medidas, han menudeado las redadas, se están cegando los accesos a las catacumbas, y se ha intensificado la persecución de delincuentes, con la ayuda, como ya hemos visto, de la Guardia del Cardenal. Pero, pese a todo este despliegue, Pierre de la Foignerant sigue huído. ¿No es un poco ingenuo pensar que se haya quedado en los alrededores de París?

CARGOS PARA EL MES DE NOVIEMBRE

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------- ----------------------  ------  ------------
Soldados escolta Real   Soldado Guardia Real       8    Capitan Escolta
Sold.escolta Cardenal   Soldado Guardia Cardenal   5    Capitan Escolta


CARGOS PARA EL MES DE DICIEMBRE

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------- ----------------------  ------  ------------
Ministro de Humanidades Brgder. o Baron           10    Min.Estado

NOTAS DE LOS ÁRBITROS

Gracias a Sergio por la crónica del rescate. Teniendo en cuenta la semanita que he llevado, me has sacado de un apuro.
Gracias también a Jonathan por la carta a Richelieu.

Bueno, ya habéis visto que este mes la crónica no se ha separado en semanas. El motivo, simplemente, ha sido que el tipo de turnos que habéis enviado ha sido muy atípico, y no me era fácil organizar todo el material de manera coherente, así que ha quedado dividido simplemente en "crónica militar" y "crónica en París". No pretendo hacer lo mismo cada mes, pero si la tendencia a escribir turnos "globales" sigue, es posible que no sea la última vez (creo recordar que tampoco es la primera).
Como ya es archisabido, las reglas del juego marcan la división del mes en cuatro semanas, pero la trama se ha ido complicando de tal manera que a veces eso implica encorsetar a los jugadores, y creo que lo principal en la partida es ser creativos y divertirnos, no "seguir las reglas". Para eso están los juegos de estrategia con sus tableros en forma de mapas cubiertos de hexágonos, sus piezas con valores de ataque, defensa y movimiento, etc, etc. En resumen, se trata de que el ritmo de la partida lo marquen los jugadores, es decir, vosotros.

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes 30 de noviembre de 2007, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited