Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

REAL CRÓNICA DE ENERO DE 1639


    

ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana

El mes comenzó con un encuentro previo al Torneo de Esgrima, en l'Epée d'Or. Hubert de Béthencourt con Charlotte Pézet, Jean-Louis de Faverolles, Jean Monfort con Constance Lacroix, Marcel du Calais, Olivier d'Arzac y Jean-Baptiste Le Rond se reunieron y, mientras los caballeros hablaban largamente sobre quiénes eran los favoritos y qué lances serían los más adecuados, las damas se aburrían soberanamente oyendo hablar de cuartas, tercias, entradas a fondo, y paradas con riposte. "Menos mal que sólo es una vez al año", comentó Constance. "Os imaginais, amiga mía, si cada lunes los hombres se reuniesen a hablar de movimientos, paradas, puntuaciones y campeonatos? ¡Sería insoportable!".
También Clément de Cazotte coincidió en Chasseurs con Henri Daralan (y con su inseparable Isabel d'Artois, por supuesto) y el tema de conversación fue el mismo. Quien no conversó sobre esgrima, ni sobre ningún otro asunto, fue Julius Kern, que se encontró con que Phillippe Le Rouge estaba totalmente desierto.

Frédéric Dupont, Sevère de Montmorency y Pierre Chardin fueron al Théatre (este último llevó a Marie-Claire Gassol a un palco), y no salieron descontentos. Gérard de Champlain empleó su tiempo en conseguir que le admitiesen como capitán en el 13o Regimiento de Fusileros después de haber fracasado en algún otro, y Jean Parrot, excéntrico como siempre, buscó infructuosamente un profesor con la paciencia suficiente para enseñar a leer y escribir a los mendigos que frecuentan la Cofradía.

Mucha quina tragó, junto con sus palabras, el coronel Du Foix que, como recordarán nuestros lectores, se había comprometido a recibir personalmente las inscripciones al torneo. De ocho de la mañana a ocho de la noche, cada quince minutos un grupito de tres guardias del Cardenal aparecía para inscribirse en el torneo de esgrima, preguntando por el coronel Du Foix puesto que les habían dicho que les recibiría él en persona. Semana casi perdida para el coronel, que apenas pudo practicar esgrima en condiciones debido a las constantes interrupciones. Al final, un total de 720 suscripciones por parte de la Guardia de Su Eminencia, aunque luego hubo numerosas cancelaciones debidas a cuestiones del servicio.

Segunda semana

Y, por fin, el esperado torneo. Las rondas eliminatorias tuvieron lugar sin demasiados incidentes, aunque hay que destacar que, cuando Guillaume de Foix estaba dando un discursito inaugural como Coronel del regimiento anfitrión, un aterrorizado lechón cruzó el patio en una enloquecida carrera que lo llevó directo al lugar reservado para las damas del público. Después de unos pocos chillidos y sillas caídas, aún no se sabe cómo el cerdito acabó enredado en las faldas de Georgette d'Avignon, quien lo levantó en sus brazos y exclamó: "¡Qué mono! ¡Con su capotito azul, como un mosquetero! No sabía que los Mosqueteros tuviesen una mascota!" Rápidamente Guillaume de Foix salvó la situación: "Ejem... sí, esto... lo íbamos a presentar oficialmente al final de la jornada, pero..." Parece ser que el cerdito ha encontrado un nuevo hogar. ¿Adoptarán una cabra los Guardias del Cardenal, en honor a la perilla de Su Eminencia el Cardenal Richelieu?

A destacar en esta primera jornada la victoria de Jean-Louis de Faverolles con una interesante espada con empuñadura de plata, de un modelo bastante anticuado que probablemente perteneció a alguien de su familia. La reliquia familiar le sirvió, porque venció a Gérard de Champlain sin demasiado esfuerzo. No pudimos averiguar detalles sobre la espada porque Jean-Louis de Faverolles, aparte de una breve oración que rezó, rodilla en tierra, antes del combate, no se dejó ver deambulando entre los asistentes ni dirigió la palabra a nadie.

Jean Monfort perdió en la primera ronda contra Jean-Baptiste Le Rond, para decepción del Viscomte de Monfort, que había acudido invitado por su hijo a presenciar los combates.

Su Eminencia el Ministro de Estado también participó con su inseparable florete, evidentemente extremando las precauciones hasta el extremo de que su escolta personal, que ya está empezando a tener las dimensiones de un batallón, examinó personalmente cada arma que se iba a enfrentar a él.

Para no cansar a nuestros lectores con la descripción de cada combate, publicaremos al final de esta crónica el gráfico esquemático de los combates.

Tercera semana

Continuó el torneo de esgrima esta semana, con las rondas finales. Mientras el resto de caballeros se agolpaba detrás de las vallas situadas para dejar espacio a los combatientes, los que consiguieron pasar a la segunda ronda se batieron con denuedo hasta que hubo un ganador. A destacar la emocionante semifinal entre Su Eminencia Cardenal Du Heyn y Clément de Cazotte, que hizo necesario un combate de desempate ya que ambos contendientes asestaron el tercer toque de manera simultánea, siendo al final Clément de Cazotte el que pasó a la final.
La otra semifinal, sin embargo, entre Jean-Baptiste Le Rond y Guillaume de Foix, supuso una victoria más clara del primero, a pesar de los apuros con los que ganó el combate anterior de cuartos de final.

La gran final, pues, enfrentó a Clément de Cazotte y Jean-Baptiste Le Rond. La Guardia Real y los Cadetes de la Gascuña se disputaban el espacio para ver a sus dos paladines enfrentarse. De nuevo, el combate comenzó igualadísimo y los dos primeros toques fueron simultáneos para ambas partes, pero finalmente Jean-Baptiste Le Rond decidió evitar la posibilidad de tener que librar un combate de desempate, y para evitar otro toque simultáneo decidió jugar a "verlas venir". Efectivamente su táctica tuvo éxito, y un lance a fondo de Cazotte le permitió esquivar y dar una estocada de lado que le valió la victoria.

Esquema del torneo

A todo esto, Jean Monfort no quiso perder el tiempo viendo combate tras combate y, tras su eliminación, se llevó a su padre le Viscomte al club, con el argumento de que "veréis, padre, la ventaja de estar aquí en París es que podéis probar vinos de toda Francia". Y, para demostrarlo, padre e hijo agarraron una borrachera histórica.

Cuarta semana

Ni en las acciones bélicas más sangrientas tuvo Jean-Baptiste Le Rond un susto como el que se llevó en uno de los reservados del famoso burdel "El Espejo de Venus" cuando una escuadra de la Guardia Real irrumpió con gran estrépito sorprendiendo al Mayor en plena faena. -Disculpadme, Mayor -dijo el cabo sin abandonar la posición de firmes mientras Le Rond buscaba frenéticamente sus pantalones-, pero tengo órdenes directas del Coronel de llevaros a Palacio cuanto antes y en cualquier estado.
Más mal que bien y mascullando algo así como "me había olvidado totalmente", Le Rond consiguió vestirse durante la alocada carrera del carruaje a través de París. Al llegar a las escaleras del Norte, el coronel, sin poder ocultar su alivio al ver que su inspiración de enviar a buscarlo al "Espejo de Venus" había sido acertada, lo empujó hacia dentro y a través de los interminables pasillos: "¡Vamos, vamos, vamos, todo el mundo os está esperando y al Maestro de Ceremonias ya no le quedan más pastelillos para entretener a Su Majestad!"
Afortunadamente el Rey no llegó a ser consciente de la ausencia del invitado principal gracias a una recargada cantidad de protocolo improvisada por el atribulado Maestro de Ceremonias, y la concesión del título de Mejor Espada de Francia se desarrolló sin posteriores incidentes.
Enterada del resto del caso por unos criados que formaban parte de su clientela, la madama de "El Espejo de Venus" comentó: "Conque mejor espada de Francia, ¿eh? ¡Pues seguro que no es por la espada que tiene entre las piernas!", provocando la risotada general de sus pupilas.

Y acaba el mes con un enfrentamiento: Pierre Chardin y Philippe Valmont tuvieron unas palabras más que agrias en Chasseurs cuando éste dirigió un elogio a la elegancia de Marie-Claire Gassol (que iba con Chardin) a la vez que deploraba su escasa habilidad para elegir acompañante. Veremos cómo acaba el incidente en febrero.

Epílogo

Medianoche y Su Eminencia no descansa. La luz de la luna ilumina el escritorio del cardenal Du Heyn mientras repasa varios despachos urgentes. Francia no espera y él debe velar por su destino. Unos suaves golpes en la puerta apartan su atención de los papeles. Un ayudante de cámara se acerca hacia él, portando una pequeña caja de mimbre que deposita sobre el escritorio. "Eminencia, ha llegado esto para vos. El correo lo ha dejado al guardia de la puerta y ha desaparecido antes de que la patrulla pudiese interrogarle." Suspirando, Martin Du Heyn se incorpora y abre la caja. Bajo la luz fantasmal de la luna y las velas casi consumidas, aparece a su vista una piel reseca de anfibio. Ante sus ojos, abiertos de par en par y desorbitados, la piel muerta se rasga lentamente. Algo emerge del interior del pellejo vacío. El Ministro de Estado frunce el ceño y crispa sus puños. Ese algo, croa.

NOMBRAMIENTOS HABIDOS ESTE MES

CARGOS PARA EL MES DE FEBRERO

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------  ----------------------  ------  ----------
Ministro de Justicia    Brigadier o Baron          8    Min.Estado
Canciller de Finanzas   Brigadier o Baron         10    Min.Estado
Comis.Seguridad Publ.   Coronel o Chevalier        6    Min.Estado
Marechal de France      General o superior        12    Rey
Inspector Gral.Infant.  Tte.General o superior    10    Min.Guerra
Inspec.Gral.Caballeria  Tte.General o superior    12    Min.Guerra

CARGOS PARA EL MES DE MARZO

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------  ----------------------  ------  ----------
Ministro del Bienestar  Brgder. o Baron           10    Min.Estado
Ayudante General        General o superior         8    Marechal F.
Jefes de Ejercito       General o superior        10    Marechal F.
Aide camara Marechal    Teniente Coronel           6    Marechal F.
Jefes de Brigada        Brigadier General          6    Insp.Grles.

NOTAS DE LOS ÁRBITROS

En primer lugar, recordaros que todos (y todas) estais invitados a la Calçotada En Garde 1639, para conmemorar el decimocuarto aniversario de la partida. Los detalles están en la lista de correo, concretamente aquí.

En segundo lugar, LA FECHA LÍMITE PARA LOS TURNOS ES (salvo casos excepcionales que se avisarían oportunamente) LOS VIERNES A MEDIANOCHE. Este mes me han llegado cinco jugadas fuera de plazo, cuando ya había comenzado a procesar los turnos. Evidentemente he tenido que revisar todo, repetir cosas, corregir datos, etc, etc, etc, y eso es fuente de más errores. No podía simplemente ignorar esos turnos porque eso habría perjudicado a más jugadores aparte de los cinco rezagados. Por favor, intentad enviar el turno a tiempo.

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes, 3 de marzo de 2006, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited