Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

REAL CRÓNICA DE OCTUBRE DE 1638

Caballeros, la suerte está echada
    Achille Gallas

GACETA MILITAR

Club "Le crapaud et l'apricot", París

Plano de Estella Un grupo de hombres de honor, reunidos en uno de los salones de Le Crapaud et l'Apricot, discuten una acción militar. Uno de ellos, Achille Gallas, de pie junto a un tablón vertical sobre el que traza unos garabatos con un trozo de carbón tomado de la chimenea, habla con voz firme:

 -Caballeros, el plan es el siguiente:
La cuarta semana nos pondremos en marcha hacia Navarra. Más concretamente hacia Estella. Dados los informes tomados por monsieur de Foix -aquí Gallas saludando al teniente coronel con una inclinación de cabeza-, suponemos que Parrot se encuentra preso en dicha ciudad. Más concretamente en algún sótano del llamado Palacio de los Reyes de Navarra. Igualmente y gracias a la generosidad de la señora Isabel D'Artois, tendremos en nuestro poder algunos trajes de soldados españoles con los que podremos disfrazarnos.
Es interesante que sepamos que el Palacio-prisión se encuentra en la Plaza de San Martín haciendo esquina con la calle de San Nicolás, entrada de los peregrinos a la ciudad, de paso hacia Santiago. Nos separaremos, entraremos en distintos momentos en la ciudad, como peregrinos, para no levantar sospechas. Y el día elegido para el rescate, nos vestiremos de españoles y "escoltaremos" a dos prisioneros que serán Monsieur Daralan y Monsieur de Foix. Los guardias seremos P. Valmont, J.B Le Rond, H. de Bethencourt y un servidor. Sin embargo, me son indiferentes los puestos que ocupemos, así que podemos variarlos si lo desean.
En Estella nos esperarán ya Clément de Cazotte y Pierre Chardin que, igualmente disfrazados pero en su caso de mercaderes, provocarán un incendio con la pez y estopa que está en aquellos cubos -dijo señalando a un rincón- y que habrán introducido escondidas en sus carromatos, entre otras mercancías para despistar.
Palacio de los Reyes de Navarra Así, aprovechando la confusión, llevaremos a nuestros flamantes prisioneros al Palacio, donde engañaremos a los guardias con cuatro palabras en español; normalmente la gente intenta salir de las prisiones, no entrar, así que no deberíamos tener demasiados problemas. Una vez dentro deberemos acogotar a los guardias que encontremos allí. Para ello confío en vuestro brazo de hierro caballeros -dijo Gallas mirando a Bethencourt, Le Rond y de Foix.
Liberaremos a Parrot y a los prisioneros que podamos. Que el Cadete se vista con un uniforme español y saldremos de allí rápidamente hacia la confusión y el caos que reine en la ciudad. Buscaremos el modo de llegar a los caballos que guarde un criado de cualquiera de los caballeros aquí presentes y... ¡al galope al fronterizo más cercano! ¿Dudas? ¿Preguntas? ¿Sugerencias?

Aquí una mano se alzó, y el comentario, por lo obvio, levantó sonrisas:
-Eso sí, antes de llegar a nuestras posiciones nos quitaremos los uniformes, pues no me gustaría que me dispararan mis propios compatriotas.
-Sí, es algo que hay que tener en cuenta -dijo Gallas poniéndose en pie-. Caballeros, la suerte está echada.

ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana

Su Cristianísima Majestad Luis XIII de Francia, dejando temporalmente de lado las satisfacciones de su reciente paternidad, recibió en solemne audiencia a Jean-Baptiste Le Rond, Ch.d'H y Pierre Chardin, Ch. d'H., a los que concedió sendos títulos de Chevalier d'Honneur por sus méritos en combate. Ambos, como si lo hubiesen ensayado (y de hecho así fue, siguiendo las indicaciones del Real Maestro de Protocolo), se inclinaron profundamente al recibir sus despachos de manos de Su Majestad y, sin girarse, fueron retrocediendo hasta abandonar el Salón del Trono. Cerrados los portones ante ellos, pudieron por fin alzarse y girarse hacia adelante, pero al intentar, llevados por los nervios, realizar ambas maniobras simultáneamente, sus cabezas acabaron colisionando una contra la otra. Espantados en el primer momento, ambos miraron instintivamente hacia la gran puerta del Salón, para asegurarse de que Su Majestad no había presenciado la involuntaria payasada, tras lo cual una carcajada alivió la tensión y ambos se dirigieron, ya más relajados, al cuartel de los Mosqueteros a celebrar los títulos con sus camaradas de armas.
En uno de los jardines exteriores se cruzaron con un malhumorado Pierre de la Foignerant, al que cortésmente interrogaron sobre su enfado. "¿Mi enfado? ¿Podéis creer que en la Guardia Real me han rechazado con la excusa de que debido a mi juventud no he tenido tiempo de hacer los méritos necesarios? ¡Fui el mejor espada de mi pueblo, con cuarenta y ocho habitantes, y ahora estos petimetres emplumados me tratan así! No hay derecho, bla bla bla..." Sin dirigirse a nadie en particular, Pierre de la Foignerant continuó perorando mientras los dos recién nombrados Caballeros iniciaban una discreta retirada.

En cuanto al estreno teatral, fue algo realmente fuera de serie. La obra "Perdus", sobre un grupo de colonos que, en su viaje a Luisiana, naufragan en una isla desierta, mantuvo en vilo a todos los que tuvieron la suerte de acudir al teatro. Entre los que más disfrutaron de la obra figuraban Frédéric Dupont y Hubert de Béthencourt en la platea, y en los palcos Pierre Chardin, Ch. d'H. acompañado de Marie-Claire Gassol, y Sevère de Montmorency acompañado de Michelle Gillette.

La que se perdió el estreno fue Isabel d'Artois, que anduvo atareadisima cumpliendo con un favor que le habían pedido: junto con otras damas confeccionó seis uniformes de soldado español. En uno de ellos, con hilo violeta, bordó la inscripción "A. Vincit Omnia". Desconocemos el motivo.

Segunda semana

Desgraciadamente, las múltiples obligaciones de estos Secretarios les impidieron asistir a la fiesta organizada por Isabel d'Artois en Chasseurs, pero una de las damas asistentes ha tenido la gentileza de brindarnos su propia crónica con la única condición de que la mantengamos en el anonimato:

Esta semana Isabel d'Artois ha dispuesto que todo esté en su punto para la celebracion de la Fiesta de tres motivos: El Nacimiento de Su alteza real el Delfin, El glorioso regreso de los caballeros que estuvieron en la campaña de verano en el frente y la apertura del local de la Asociación de Damas de Buena Voluntad, así que en compañía de su gran y fiel amigo M. Valmont Mlle. d'Artois dispuso todo para la celebracion en el club Les Chasseurs. Para esta solmene ocasión Isabel d'Artois lució sus mejores galas: un vestido de cola corta y escote profundo con canutillos translúcidos y rebordes en plata, el vestido por supuesto de color violeta que resaltaba su figura y lució también una pequeña tiara de perlas y pendientes a juego. Henri Daralan recogió a Mlle. d'Artois en su casa y la escoltó hacia el baile al que fueron los primeros en llegar despues de monsieur Valmont, quien ya habia dado instrucciones al club para que dejaran pasar a todos los asistentes a la fiesta con la unica condicion de que viniesen vestidos de gala. Y así fue: poco a poco fueron llegando Achille Gallas, Hubert de Béthencourt con Charlotte Pézet, Henri Daralan, Jean-Baptiste Le Rond, Ch.d'H, Jean Monfort, Chev. d'Honneur con Constance Lacroix, Pierre Chardin, Ch. d'H. con Marie-Claire Gassol. Pierre de la Foignerant, Philippe Valmont y Michelle Gillette del brazo de Sevère de Montmorency. En resumen, la crème de la crème. Cuando Mlle. d'Artois vio a Henri después de tantos meses hizo grandes esfuerzos para no arrojarse a sus brazos y mantener los modales, tendiéndole tímidamente una mano y obsequiándole con una sonrisa, mas su alegría era indecible al verlo tan guapo y apuesto en el uniforme de gala de los oficiales de Su Majestad. Al entrar al salón de la fiesta, Mlle. d'Artois vio con agrado que todos los detalles y peticiones por ella hechas a Valmont y al club se habian tenido en cuenta, la orquesta era una de las mejores de París, las mesas estaban ricamente adornadas con hermosos ramos de rosas blancas y de violetas, las copas brillaban a la luz de las velas y candelabros dispuestos estratégicamente dábanle al lugar un ambiente natural como si se tratase de un jardin a campo abierto. Y como otro gracioso detalle por ella solicitado, en el asiento de cada caballero se encontraba hermosamente decorado y empacado el abrecartas con forma de daga decorado con flores de lis y marcado con la fecha del evento, que era el recordatorio obsequiado por la asociacion de damas a todos los caballeros asistentes a tan mágica noche. Una vez Mlle. d'Artois comprobó que todos los detalles estaban en su punto y que todos estaba dispuesto sonriendo se dirigio a la entraba para como buena anfritiona junto con Valmont y Henri recibir a todos los asitentes a dicho evento a quienes brindo sus mejores gestos de amabilidad y atendio graciosamente durante toda la velada. En cuanto a Henri, Mlle. d'Artois si bien no compartio con el toda la noche ya que sus obligaciones de anfitriona la demandaban continuamente (ademas de que cuando llego m. Gallas tuvo que entregarle los vestidos confecionados la semana anterior, recordandole que M. Daralan buscaria el de la marca en latin), si cuido que a Henri Daralannunca le faltara una buena copa de champaña y tuvo para el las mejores sonrisas y mas tiersos gestos posibles, ademas de que decir de los vals y melodias que bailo con este caballero con entre un ensueño. La Velada para Mlle. d'Artois transcurrio de una manera muy feliz y tuvo el buen tino de aplacar su impetu y permitir que fuese un hombre quien brindase en su nombre a la salud del delfin y de los heroes de guerra, ella tan solo intervino para agradecer a sus a los presentes pues gracias a ellos la asociacion ya tenia un local y lo que empezó como un sueño era ahora una realidad, todo con un gran gesto de modestia y cortesía sin mencionar para nada sus ideas progresistas o feministas. al finalizar la fiesta regreso a su casa en compañia de M. Daralan a quien obsequió con un cálido beso de despedida.

Tercera semana

En esta tercera semana, otra reunión de muy distinto cariz tuvo lugar en Le Crapaud et l'Apricot. Achille Gallas, Hubert de Béthencourt, Henri Daralan, Jean-Baptiste Le Rond, Ch.d'H, Pierre Chardin, Ch. d'H. y Pierre de la Foignerant trazaron el plan que les llevaría al rescate de Jean Parrot. Dado que los detalles pueden ser farragosos para nuestros lectores no interesadas en temas militares, especialmente las numerosas damas que sabemos nos leen, hemos detallado dicha reunión en la sección de Crónica Militar.
Philippe Valmont, mientras tanto, intentaba infructuosamente conseguir el cargo de Abanderador Real, y Marcel du Calais continuaba una convalecencia de sus heridas que ya empieza a antojársenos larga en exceso y rayana en la pereza. ¿Habrá decidido este caballero dedicarse a la vida contemplativa?

Cuarta semana

Ajenos a toda la acción que tuvo lugar esta semana en tierras navarras, los asistentes a la misa pro defunctis se emocionaron sinceramente con el sermón que recordó a los caídos en el frente. Isabel d'Artois y otras damas salían de la iglesia secando con el pañuelo sus ojos llorosos, Frédéric Dupont, Jean Monfort, Chev. d'Honneur, Pierre de la Foignerant y Sevère de Montmorency mostraban un semblante inusualmente grave.

CARGOS PARA EL MES DE NOVIEMBRE

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------- ----------------------  ------  ------------
Soldados escolta Real   Soldado Guardia Real       8    Capitan Escolta
Sold.escolta Cardenal   Soldado Guardia Cardenal   5    Capitan Escolta


CARGOS PARA EL MES DE DICIEMBRE

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------- ----------------------  ------  ------------
Ministro de Humanidades Brgder. o Baron           10    Min.Estado

NOTAS DE LOS ÁRBITROS

Bueno, esta sección final ya se está convirtiendo en la de "Agradecimientos", je je... Gracias a Fernanda por el relato de la fiesta, y a Sergio por el del rescate. Como de costumbre, he insertado alguna frasecilla o corregido alguna explicación para clarificar algunas cosas de cara a los demás; espero que no os importe.

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes 2 de diciembre de 2005, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited