Preux et audacieux: Una partida de En Garde!® por e-mail

REAL CRÓNICA DE DICIEMBRE DE 1635

GACETA MILITAR

Golfo de Lyon
   -Este tiempo, mierda.
El patrón de l'Éclair redondeó el comentario con una maldición y escupió sobre la cubierta.
   -Pardon?
Villiers no acabó de entender el cerrado acento bretón del marino, pero se temió el significado de sus palabras.
   -No podemos acercarnos a la costa con estas nubes. Se avecina galerna.
   -Tenemos que llegar a cualquier coste, patrón. No podemos abandonar.
   -No voy a estrellar mi barco contra las rocas, sería una locura. Y no insistais: quizás podais comprar mi barco con dinero, pero no podeis comprar mi vida. Si me dejo el pellejo en los escollos, ¿de qué me servirán vuestras coronas?
Los caballeros miraron al cielo; el atardecer estaba cubierto de nubarrones oscuros.
Con un suspiro, bajaron al entrepuente mientras el patrón daba órdenes de virar. El rescate tendría que esperar. Como para dar la razón al marino, gruesas gotas de lluvia empezaron a repiquetear sobre la cubierta, privando de descanso a los que dormían debajo de la misma, en el entrepuente.

Enclave de Santa Catalina, en algún lugar de la costa cantábrica
Tampoco tuvieron suerte René Boilot y Eric du Perpignan en su intento de fuga: indudablemente el plan de escape tramado por éste último requería más prisioneros de los que a la sazón se encontraban en el lugar. Fue, desde luego, una heroica locura intentar dirigirse a las cocinas para robar alimentos para la fuga, y pese a la casi sobrehumana fuerza de Boilot no pudieron reducir a la guardia como tenían previsto. Sus captores los vencieron rápidamente, y cabe suponer que no fueron muy amables con ellos.

ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana
Poca actividad en esta primera semana en la que un grupo de caballeros se lanzó al Cantábrico en pos de sus camaradas presos. Solamente cabe destacar el estreno de "Les deux tours", excelente obra basada en la eterna batalla entre las fuerzas del Bien y del Mal. A ella asistieron, interesadísimos, Armand de la Fère, Jacques de la Loire, Ch.d'H. y Jean François LaCroix con sus respectivas damas, en un palco alquilado por este último. Lo que no esperaba ninguno de ellos fue lo que ocurrió al salir del teatro finalizada la representación: un destacamento de la GdVC esperaba a Armand de la Fère en la puerta. Éste no perdió su aplomo lo más mínimo, y se enfrentó a la Garde con estas palabras: "Messieurs, convendreis conmigo en que sería una canallada dejar a esta dama sola en el camino de vuelta a su casa, teniendo presente que la misma se halla en dirección contraria a la de estos caballeros y, por tanto, sería para ellos un engorro el acompañarla; además, como podeis ver portan niños de corta edad que seguramente reclamarán a su nodriza en breve. Escoltadnos si lo deseais hasta la residencia de esta bella dama y, puesta ella en seguro, quedaré a vuestra entera disposición. Si no aceptais, tendré que defender mi derecho a empeñarme en su protección". Tras breve reflexión, el capitán de la GdVC respondió: "Concedo vuestra petición solamente si me dais vuestra palabra de honor de no intentar escapar durante el trayecto", a lo que Jean François LaCroix se interpuso respondiendo: "Teneis la suya y la del Comte de Saint Ruy". Un gesto de aprobación y, ante las miradas de sus acompañantes en la velada teatral, Armand de la Fère y Charlotte Pézet, escoltados "por una guardia de honor", según las irónicas palabras del caballero, emprendieron el camino de la mansión de los Pézet.

Segunda semana
Prisión de La Bastille. Las horas pasan, lentas e iguales unas a otras. Un aburrido Armand de la Fère se pasa la mano por la cara, notando el áspero tacto de la incipiente barba. En un momento dado se oyen los acostumbrados pasos del carcelero... "Qué extraño", piensa el prisionero. "Todavía no me gruñe la barriga, yo diría que me han traído la comida hace muy poco. No puede ser todavía la hora de cenar. ¿Qué querrá éste ahora?" Su pregunta no tiene que esperar mucho: el carcelero le pasa entre las rejas un paquete y desaparece sin que medie palabra entre ellos. Intrigado, Armand empieza a desanudar la tela. No tarda mucho en adivinarse el contenido entre los pliegues, y el ánimo del prisionero se llena de indignación, indignación que llega a su culmen de rabia cuando, junto con su uniforme de coronel de los Coraceros del Príncipe de Condé, encuentra una escueta nota:

El uniforme que mancillais con bromas y otros glorifican con sangre se os devuelve nuevamente pulcro y limpio. No volvais a ensuciarlo.

P. Martin du Heyn, CSP

Mientras tanto, Jacques de la Loire, Ch.d'H. y Armand de Noisel cumplieron el penoso deber de visitar a la familia de fray Pierre para comunicar la triste noticia a la familia del sacerdote. Abrumado, monsieur Duval se resistía a comprender qué hacía su hijo sacerdote, el de caracter bondadoso y pacífico, el enemigo de las armas, metido en una operación militar. "Vivimos tiempos turbulentos... al menos ahora su inquieto espíritu tendrá la paz que buscaba". De poco consuelo sirvieron las palabras de Armand de Noisel. Dejaron respetuosamente al anciano a solas con su dolor mientras se alejaban, a pie y llevando a los caballos de las riendas, hacia el rojo crepúsculo.

El resto de la actividad social de este mes se centró especialmente en el juego: Denis Lavoisier, Comte d'Ille sufrió una racha particularmente mala en el Casino, ganando solamente tres apuestas de diez y dejándose más de dos mil coronas en las mesas de juego (con su habitual indiferencia, eso sí), mientras que Jean Picard, Ch. d'Honneur tenía la misma amarga suerte en les Chasseurs perdiendo tres apuestas seguidas con el mismo número que la banca.

Tercera semana
La tercera semana vino marcada por el multitudinario funeral por los caídos en el frustrado intento de rescate del mes pasado. Oficiado por el padre Martin du Heyn, asistieron a él Armand de Noisel (vestido de riguroso luto, incluso con una funda negra para el puño de su arma), Clement de Cazotte, Denis Lavoisier, Comte d'Ille (con toda su familia y una nutrida escolta de guardias), Jacques de la Loire, Ch.d'H., Jean François LaCroix, Jean Picard, Ch. d'Honneur, Maurice de La Fontaine y Victor Respol, amén de numerosas damas. Llegaron también, auspiciadas por Armand de Noisel, dos grandes coronas de flores con las leyendas "De la Cofradía, a su fundador", y "De tu hermano Armand, que no te olvida". El responso, muy emotivo, puso de manifiesto las cualidades oratorias de el padre Martin du Heyn, que incluso recibió alguna felicitación.

Mientras tanto, ajeno a todo ello, Agrippa d'Aubigne se emborrachaba sombríamente en le Crapaud et l'Apricot.

Cuarta semana
Las recientes muertes de parisinos queridos por todos ensombrecieron el ánimo de los que han quedado en este mundo. Por ello, estas Navidades apenas se han celebrado con la pompa y boato tradicionales, dejando paso a unas celebraciones austeras e intimistas. Maurice de La Fontaine las pasó en Phillippe le Rouge, Villiers Daugé de Chevreuse disfrutó de una buena cena acompañado de Claire Lagaine, el padre Du Heyn tomó una solitaria copa en l'Epée d'Or, y tanto Agrippa d'Aubigne como Clement de Cazotte asistieron a la última representación teatral del año, éste último en palco y junto con Marie Bonbon. La única celebración propiamente dicha corrió a cargo de Jean François LaCroix, que organizó una pequeña recepción privada en su casa. Acudió solamente Jacques de la Loire, Ch.d'H. con su esposa y la niña, ya que Armand de la Fère, también invitado, se hallaba todavía en la Bastilla. La pequeña mademoiselle de la Loire estuvo sumamente intranquila, y no dejó de llorar, gimotear y berrear durante toda la noche; parecía como si el espíritu de esta lúgubre Navidad también la hubiese afectado a ella.

CARGOS PARA EL MES DE ENERO

                                                  N.S.    Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------- ----------------------  ------  ------------
Ministro de Estado      General o Comte           12      Rey
Ministro de la Guerra   Tte.Gral. o Viscomte      12      Rey

CARGOS PARA EL MES DE FEBRERO

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------  ----------------------  ------  ----------
Ministro de Justicia    Brigadier o Baron          8    Min.Estado
Canciller de Finanzas   Brigadier o Baron         10    Min.Estado
Comis.Seguridad Publ.   Coronel o Chevalier        6    Min.Estado
Marechal de France      General o superior        12    Rey
Inspector Gral.Infant.  Tte.General o superior    10    Min.Guerra
Inspec.Gral.Caballeria  Tte.General o superior    12    Min.Guerra

NOTAS DE LOS ÁRBITROS

El plazo para enviar el próximo turno (enero de 1636) termina al final del viernes 31 de enero de 2003... pero resulta que el domingo 2 de febrero yo (Tirs) vuelvo a tomar el avión hacia Canadá, de modo que es posible que el turno se retrase hasta el sábado 8; de todas formas no os confieis, porque si podemos procesarlo el mismo día 1, lo haremos.

¡Hasta pronto!


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited

PrincipalVolver a la página principal.