Preux et audacieux: Una partida de En Garde!® por e-mail

REAL CRÓNICA DE MARZO DE 1635

GACETA MILITAR

Este primer mes de la campaña de primavera ha tenido cara y cruz. La cara la ha protagonizado el primer Ejército, mandado por el general Lavoisier. La Guardia Real, mandada por su coronel Eric du Perpignan, Ch.d'H., consiguió literalmente arrollar al enemigo y echarlo del campo de batalla. El coronel consiguió un suculento botín, aunque algo menor que el del propio general Lavoisier. La Guardia del Cardenal, aunque no obtuvo resultados tan avasalladores, tampoco pudo quejarse: Rene Boilot obtuvo una mención en la Orden. La Guardia de Dragones, quien también supo aprovechar las circunstancias favorables, también salió airosa de su compromiso. Tanto es así, que el teniente coronel Laurent de Boisier, que de hecho llevaba las riendas de la unidad desde hace algún tiempo, vio confirmada oficialmente su autoridad de facto y ahora es coronel. Otros, como Silvestre Ruisseau de los Carabineros de la Reina o Armand de la Fère que voluntarizó a su batallón de Coraceros, se vieron recompensados con un substancioso botín. A destacar también que Jean Picard ha dejado vacante el mando de sus Dragones puesto que ha pasado al generalato. También Michel de Bidouze obtuvo un ascenso, a Mayor de los Marines Reales. Para concluir, Jean La Fontaine consiguió capturar los caballos de un oficial enemigo, caballos que le reportaron un importante beneficio económico al quedarse uno de ellos para sustituir uno de los suyos, y vender los otros tres junto con el sustituido.

Pero... la cruz la puso el Segundo Ejército, que se encontró cercado en Maastricht defendiendo aquel bastión de las tropas del Emperador Habsburgo. Pese a la excelente estrategia de Jean François LaCroix,Ch.d'H. al mando de dicha unidad, estrategia que le valió una doble mención en la Orden, nada pudo hacerse para conservar el bastión, aunque fue cedido, eso sí, a un precio cuantioso para el enemigo y con la contrapartida de permitir al Primer Ejército arrasar unas tropas enemigas en clara inferioridad numérica.

El coronel Daugé, desde lo alto del campanario de una aldea vecina, contemplaba, adusto el rostro y sombría la mirada, la masacre de que habían sido víctimas sus Cadetes. El flanco izquierdo, que había aguantado toda la presión de la pinza imperial, estaba destrozado. Los cadáveres sembraban el campo de batalla, y el coronel pensó en aquel cuadro que había visto hacía ya tiempo, en una visita a Flandes: el "Triunfo de la Muerte", de Brueghel el Viejo. Los imperiales habían barrido a su gente como las huestes de la Muerte en aquella espeluznante pintura. Negras columnas de humo en el horizonte, flacos perros olisqueando cadáveres... no faltaba nada. Entre tanta desolación yacían, inencontrables, camaradas como Armand Leclerc y Philippe de Vendôme, caídos en la batalla. Sin volverse hacia su asistente, que esperaba silencioso unos pasos atrás, el coronel lanzó un suspiro: "Mis cadetes me prometieron seguirme hasta el infierno... y al infierno los he conducido".

R. I. P.
Rogad a Dios por el alma del Mayor
PHILIPPE DE VENDÔME

Caído heroicamente en Maastricht
Sus compañeros de los Cadetes de la Gascuña os piden
UNA ORACION
                      ##########
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
             ############################
             ############################++
             ############################++
             ############################++
               +++++++##########+++++++++++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                        ++++++++++

R. I. P.
Rogad a Dios por el alma del Capitán
ARMAND LECLERC

Caído heroicamente en Maastricht
Sus compañeros de los Cadetes de la Gascuña os piden
UNA ORACION
                      ##########
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
             ############################
             ############################++
             ############################++
             ############################++
               +++++++##########+++++++++++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                      ##########++
                        ++++++++++

ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana
Con la mayoría de las tropas movilizadas por el Ministro de la Guerra, solamente cuatro personajes destacados han quedado en París este mes y, de ellos, dos pertenecientes al clero. Jean-Paul,le Marquis du Morrow salió de la Bastilla una soleada mañana, parpadeando vivamente y cubriendo sus ojos con la mano a modo de visera para no deslumbrarse con la brillante luz del día, que tanto tiempo llevaba viendo en escasa cantidad. Su criado, esperándolo en la puerta, le entregó su sombrero y su cinto del que colgaba el arma. Tras calarse uno y ceñirse otra, lanzó un suspiro de satisfacción. "Esto está mejor", dijo. "Ahora, a comer algo decente, afeitarme y luego a liquidar un asuntillo". Al final nuestro caballero decidió dejarse una perilla "en recuerdo de la ofensa sufrida", según nos dijo. El asuntillo resultó ser una visita a casa de le Comte d'Ille. Por desgracia no pudo encontrarlo ya que éste se encuentra en el frente dirigiendo a las tropas.

Mientras esto ocurría, fray Pierre Duval realizó febriles gestiones para recuperar el cadáver de Nicolas Poussin y darle cristiana sepultura, cosa que hizo en un corto viaje a las tierras natales del mismo. Ajeno a todo esto, Jacques de la Loire, Ch.d'H. pasó la semana paseando por el Parque de las Tullerías con Louise Codolon.

Segunda semana
El único acontecimiento a destacar esta segunda semana fue la misa que fray Pierre Duval celebró en memoria de Nicolas Poussin. Asistieron a la misma Jacques de la Loire, Ch.d'H. y Jean-Paul,le Marquis du Morrow, pero fue destacada la ausencia del padre Martin du Heyn, quien prefirió quedarse en L'Epée d'Or viendo caer la lluvia tras los cristales. ¿Quizás para evitar el casi seguro encuentro con Jean-Paul,le Marquis du Morrow?

Tercera semana
En la tercera semana, Jacques de la Loire, Ch.d'H. visitó les Tuiles Bleues y Jean-Paul,le Marquis du Morrow, acompañado de Charlotte Mouse, disfrutó de una agradable velada en le Théatre Royale, donde la representación fue excelente. Lástima que la mayor parte del público de París se encuentra luchando en el frente y no puede disfrutarla.

Cuarta semana
La cuarta semana, fray Pierre Duval la pasó en Chasseurs practicando el ajedrez y analizando partidas famosas. Mientras tanto, en L'Epée d'Or tuvo lugar un abrupto encuentro: mientras Jean-Paul,le Marquis du Morrow se encontraba tomando unas colaciones con Charlotte Mousse, el padre Martin du Heyn entró distraídamente en el salón. Cuando quiso darse cuenta, ya el marqués se dirigía hacia él:
"Monsieur comisionado, ¿celebrando la reelección o acallais las voces que os turban el sueño? Oh, perdonad, tal vez andais ahora buscando nuevas pruebas contra los indeseables de Francia y su Ley. No temais, no os guardo rencor, mostrasteis ser perro fiel y cumplidor a vuestro amo y señor al parecer mi encierro le ha complacido y vos recibis el debido favor, disfrutadlo pues como mejor sepais. Es agradable saber en que viene gastar los dineros de mi rey un beato obispo". Y, acercándose al oído en un tono más comedido pero audible a mas de un presente: "Dad gracias al cielo que abrazasteis el clero y sus hábitos os guardan pues sólo ello os libra de besar hoy mi acero y en mi obliga perdonar la afrenta". Encaminó sus pasos hacia la otra parte del club, donde se encuentran las mesas de juego, y de pronto se volvió y, tirando un viejo trapo sobre la mesa de Fray Martin, (visto mas de cerca parece que el tal trapo fue un tabardo en tiempos mejores), afirmó: "Tomad, quizás os suene de algo este pequeño regalo, lo encontre en la zona de Bercy en manos de un indeseable, y su precio, tres reales. Tan sólo debíais buscarlo, mas el vino al parecer conserva mejor voz que el deber al llamaros. Llevadlo a manos de vuestro señor, no le guardo simpatía a la guardia del cardenal y me pica la curiosidad por ver el uso que le vendrá a dar. íAh! Con los mejores deseos de Monsieur Morrow, le Maquis du Morreau." Y, dicho esto, ordenó que se sirviera una jarra de buen vino al nuevo comisionado, mientras tomaba asiento en la mesa de juego y sus ojos se perdían en la trayectoria de los dados.

NOMBRAMIENTOS HABIDOS ESTE MES

CARGOS PARA EL MES DE ABRIL

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------- ----------------------  ------  ----------
Jefes de Division       Tte.General o superior     8    Aide General
Aides de Ejercito       Coronel                    5    Jefes Ejercs.
Mayores de Brigada      Mayor                      3    Jefes Bgdas.
Quartermasters          Brigadier General          6    Jefes Ejercs.

CARGOS PARA EL MES DE MAYO

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------- ----------------------  ------  ------------
Aides de Division       Teniente Coronel           4    Jefes Divis.

NOTAS DE LOS ÁRBITROS

La verdad es que, con todo el jaleo del décimo aniversario, se me ha pasado lo de las reglas de esgrima. Lo siento. De todas formas, como todo el mundo está en el frente, no creo que sea particularmente importante.

La fecha límite para el próximo turno es el final del viernes, 3 de mayo de 2002.

Atentos saludos del Secretariado de Su Majestad Luis XIII


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited

PrincipalVolver a la página principal.