Preux et audacieux: Una partida de En Garde!® por e-mail

REAL CRONICA DE FEBRERO DE 1633

ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana, despacho de Su Eminencia el Cardenal Richelieu:
   -Como os digo, Eminencia, para dentro de dos semanas tengo prevista una acción que nos permitirá desarticular una de las bandas de herejes y revolucionarios más peligrosa que jamás ha infestado París.
¡La presente entrevista de Lavoisier con Su Eminencia no ha sido tan agradable como la del pasado año!    -Hum... muy bien, muy bien; eso llevais diciendo desde hace algún tiempo, pero yo no veo progresos, ni creo que esa supuesta banda esté causando tantos estragos. ¿Estais seguro de que no seguís una pista falsa o, peor aún, inexistente?
   -Confiad en mí, Eminencia. Dadme de plazo hasta final de mes y pondré en vuestras manos al agitador más activo de todo París, y uno de los principales de toda Francia.
   -La verdad es que últimamente he apreciado que el Gabinete de Seguridad Pública no funciona tan eficazmente como en tiempos pasados; supongo que el aumento de vuestra familia os ha dado nuevas preocupaciones, totalmente justificadas y razonables pero quizás incompatibles con los sacrificios que exige este cargo, y había pensado relevaros del mismo este año. Además, tengo un joven candidato lleno de ambiciones que quizás introduzca sangre nueva y métodos nuevos. Ya sabeis, viscomte, que las escobas nuevas son las que mejor barren, y vos ya hace algún tiempo que salisteis del escobero... Pero os voy a dar una última oportunidad. Esperaré hasta final de mes antes de tomar una decisión. A ver qué resulta de esa "operación angelus" vuestra.
   -Gracias, Eminencia. No os defraudaré.
   -Señor, soy vuestro humilde servidor.
   Al oir esta fórmula pronunciada en tono seco, que Su Eminencia utiliza invariablemente para dar comienzo y final a toda audiencia que concede, supo Lavoisier que la entrevista había terminado. Sin despegar los labios, le Viscomte realizó una profunda reverencia y se retiró de la presencia del segundo hombre más poderoso de toda Francia.

Philippe La Mochen: in memoriam

Una cálida y a la vez solemne ceremonia se celebró la primera semana de Febrero para dar el último adiós a Philippe La Mochen. Después de la ceremonia religiosa, sus entristecidos amigos se reunieron en privado para recordar al otro Philippe, al Philippe poeta y bebedor. A tal fin, Villiers Daugé de Chevreuse puso en la mesa una copa llena de vino frente a una silla vacía en representación del amigo desaparecido. A continuación leyó algunos de los poemas que Philippe había escrito y le había entregado privadamente, terminando con un brindis en su memoria que conmovió a todos los asistentes. Todas las damas presentes, sin excepción, dejaron caer algunas lágrimas ante la gravedad de las palabras de un hombre con fama de bufón divertido, irreverente y satírico. Y es que la camaradería y la amistad, la muerte y la ausencia, están por encima de toda sátira.
Asistieron a la reunión Amadis L'Amour, Jean François LaCroix, J.Luc d'Armand, Chevalier d'H., Jean Picard, Jean-Paul Ouedec, Laurent de Boisier (que fue el principal organizador), Pierre Merlot y, como ya hemos dicho, Villiers Daugé de Chevreuse. Denis Lavoisier,Viscmt. d'Ille envió una nota de pésame excusándose por no poder asistir debido a una importante audiencia con Su Eminencia el Cardenal Richelieu, y Gaston d'Orange y Vincent Villefort asistieron al estreno teatral.

Problema en el parque

La primera semana ya habíamos notado que Laurent de Boisier prodigaba muchas atenciones a Christine Daé durante la reunión fúnebre, llegando incluso a prestarle su pañuelo cuando ella empezó a llorar. Esta semana nuestras sospechas se vieron confirmadas: Laurent de Boisier ronda a la bella de forma galante, y esta semana la invitó a un paseo a caballo por el parque. Aunque no es muy habitual que las damas monten, en nuestros días las más jóvenes se atreven a intentar tal ejercicio, utilizando para ello palafrenes y sillas adaptadas para tal fin. Después de un buen rato de paseo en un día anormalmente cálido para este mes de Febrero, de Boissier llevó a los caballos a abrevar en un pequeño remanso situado unos metros abajo, mientras la dama descansaba en un banco de madera situado a un lado del camino. Cuál no sería la sorpresa de de Boissier cuando, al volver de regreso, encontró a J.Luc d'Armand, Chevalier d'H. cortejando a su pareja para ese día. El encuentro fue tenso y sólo la mediación de la dama impidió que saliesen a relucir las espadas. Esperamos que ambos caballeros se pongan de acuerdo respecto a quién tiene derecho a rondar a Christine Daé.

Menos problemas tuvo Martin Mort para abordar a Charlotte Pézet. Coincidió con ella en les Teilles Bleues, y desplegó todas sus artes de seducción para entretener a la frívola Charlotte... ¿Qué tendrá que decir a ello Adrien Ducroix?

Otros caballeros que decidieron pasar su tiempo en el club fueron Jacques Lebeau, solitario en Chasseurs, y Eric du Perpignan, Chev. d'H. y Jean-Paul Le Mound, que charlaron animadamente en L'Epée d'Or. Mientras tanto Amadis L'Amour, Jean François LaCroix y Jean-Paul Ouedec asistían juntos, como ya es habitual, a la representación del Théatre Royale, mientras que Pierre Merlot lo hacía desde la platea. Le Viscomte, sin embargo, intentando evadirse de sus problemas profesionales, ganaba una ingente cantidad de dinero en el Casino.

La machine des dernières fêtes

Para la tercera semana estaba anunciada la representación de "teatro urbano" organizada por Villiers Daugé de Chevreuse. Las continuas bufonadas de este excéntrico personaje han logrado, al parecer, levantar interés entre los caballeros de París, ya que acudieron a Montmartre Eric du Perpignan, Chev. d'H., J.Luc d'Armand, Chevalier d'H., Laurent de Boisier, Pierre le Grasset y, si hemos de hacer caso a un beodo que, tirado en un rincón, gritaba desaforadamente, el mismísimo Delfín de Francia, acompañado de Denis Lavoisier,Viscmt. d'Ille y de Aurelien Bienheurex.
Pero los que esperasen emociones fuertes debieron salir profundamente decepcionados: la comedia, que empezó con casi media hora de retraso, no fue más que una obra cómico-mitológica, en la que el forzudo Maugredié rapta a la bella Buleplanche para llevársela a los infiernos; después de esta escena, un rato de improvisación alrededor de los lamentos de Buleplanche en el Averno, y el precipitado rescate por parte de un enano, con extrañas e incomprensibles referencias a un tal Bruno que regenta una librería a orillas del Jordán, que nadie entendió qué papel tenía en la absurda historia. A continuación acabaron todos metidos en una caja de madera arrastrada por cuerdas... el problema fue que ninguno de los actores quiso tirar de ellas y la caja quedó inmóvil en mitad del improvisado escenario. El despropósito acabó con los actores bebiendo hasta la saciedad de unas barricas preparadas a tal efecto y arrojando verduras al poco público que quedaba al final de la representación.
La gran incógnita fue la ausencia de Villiers que, sin duda, tenía previsto aparecer en la representación (y quizás darle un poco más de calidad), pero que en ningún momento se dejó ver. ¿Quizás la numerosa presencia policial le hizo desistir? Lo dudamos: Villiers no es hombre que se acobarde ante tales nimiedades, más si tenemos en cuenta su fama de escurridizo.

El bautizo de René Lavoisier

La esperada ceremonia del Bautismo de René Lavoisier fue tan espléndida como cabía prever. Oficiada por fray Armand Jalabert, asistieron a la misma Eric du Perpignan, Chev. d'H., J.Luc d'Armand, Chevalier d'H., Jacques Lebeau y Jean-Paul Le Mound; éste último trajo un curioso regalo para la criatura: un colgante con figuritas que, puesto sobre la cuna del bebé, se mueve suavemente mecido por el aire que produce una persona al pasar, la puerta al abrirse, o incluso la misma cuna al mecerse(*). Cabe destacar la ausencia de Jean François LaCroix y Amadis L'Amour que, aunque invitados, prefirieron pasar la semana en l'Epée d'Or junto con Jean-Paul Ouedec. La nota discordante, curiosamente, la dio el propio Denis Lavoisier,Viscmt. d'Ille, padre de la criatura, con un semblante grave que no concordaba con lo festivo del acontecimiento. Ni que decir tiene que, pese a que algún problema obsesionaba el pensamiento de le Viscomte, tuvo para con sus invitados las máximas atenciones tanto en la ceremonia religiosa como en la posterior recepción que ofreció, en la que dejó traslucir el motivo de su preocupación al referirse al incremento de acciones heréticas y a la necesidad de un mayor respeto de la Monarquía y la Iglesia por parte del pueblo llano.

(*)De hecho, los móviles tal y como hoy los conocemos datan de los años 30 de este siglo (el XX) y fueron ideados por el escultor estadounidense Alexander Calder, de modo que lo que Jean-Paul Le Mound regaló al bebé y que nos ha descrito como "un móvil" debe tener un aspecto bien diferente. Pero la idea es ésa.

Final de la cuarta semana, de nuevo en el despacho de Su Eminencia:
   -¡UN BORRACHO! Organizais un despliegue de fuerzas que conmociona a media ciudad y, ¿para qué? Para detener a un simple borracho. Vuestro prisionero niega tener nada que ver con la representación teatral de la tercera semana; es más: aunque tuviese algo que ver, la cosa no pasó de ser una mediocre bufonada en la que ninguno de los presentes pudo ver nada subversivo u ofensivo, excepción hecha de que la calidad de la obra ya era en sí misma una ofensa a las Bellas Artes. ¡La exagerada cantidad de guardias que pusisteis en Montmartre no hizo otra cosa que bostezar ruidosamente, monsieur! La próxima vez que querais invitar al teatro a la mitad de la Guardia de la Vieille Cité, al menos escoged un espectáculo de calidad.
   -Pero, Eminencia. Los hechos...
   -Los hechos, Viscomte, demuestran que una compañía de saltimbanquis de tercera fila organizó un espectáculo para entretener al bajo populacho y vos lo convertisteis en un problema de seguridad nacional, implicando en la conspiración a un pobre diablo que, desde que su padre falleció (ya veis, Viscomte, que me he tomado la molestia de recabar información sobre vuestro prisionero) no tiene a nadie que le haga entrar en vereda y comportarse como una persona responsable, por lo que no hace otra cosa que ir de juerga en juerga y pasar la mitad del tiempo borracho. ¿Creéis que el Bureau de Seguridad Pública, la Garde de la Vieille Cité y la respetable institución de la Bastille tienen que hacerle de preceptor a cargo del erario público? Bien, Viscomte, a primeros de mes os dije que tomaría una decisión, y mi decisión está tomada. Teneis demasiadas preocupaciones, y necesitais dedicar más tiempo a vuestra creciente familia. No olvideis despachar con monsieur Eric du Perpignan, Chev. d'H., que será vuestro sucesor a partir del próximo mes.
   El derrotado Lavoisier solamente acertó a musitar un "Gracias, Eminencia" en voz más que baja, a lo que Richelieu respondió:
   -Cuando os reencontreis con la vida descansada, me lo agradecereis con más convencimiento, Viscomte. Recordad que lo hago por vuestro bien. Señor, soy vuestro humilde servidor.

El retorno de Derval Le Blanc

¿Alguien recuerda a Derval Le Blanc? Este individuo fue condenado a cinco años de galeras por ofensas a la Reina y por robo con escalo. Ahora, cumplida su condena, hay quien dice haberle visto por París, sombra de lo que fue... Los detalles sobre el caso pueden encontrarse en los archivos de esta Secretaría. ¿Volverá a intentar hacer vida social, o desaparecerá definitivamente de la escena camino de algún pueblo perdido en la periferia??

CRONICA TEATRAL

Sin constituir ningún memorable hito en la Historia del Teatro, hay que reconocerle a "Le voisin defendu" el mérito que se merece. Cuenta con todos los elementos necesarios para agradar: intriga amorosa, personaje gracioso, diálogos vivaces, situaciones sorprendentes... todo, en suma, para componer una obra que en una escuela podría ponerse como ejemplo de corrección formal. El mismo criterio puede extenderse a los actores y al montaje escénico: sin que ninguno de ellos llene el escenario con su presencia, son correctos en sus papeles y los hacen creíbles. ¿Qué le falta para ser una obra maestra? Quizá la chispa de genialidad, de "diferencia", de originalidad creativa en suma, que la convirtiese en una joya realmente distinta y sorprendente en sí misma. Sin embargo, no deseamos quitar méritos a esta competente representación: las caras de satisfacción del público demuestran, en última instancia, que nos encontramos frente a una producción de calidad.

CARGOS PARA EL MES DE MARZO

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------  ----------------------  ------  ----------
1 Ministro sin Cartera  Brgder. o Baron           10    Min.Estado
Ayudante General        General o superior         8    Marechal F.
Jefes de Ejercito       General o superior        10    Marechal F.
Aide camara Marechal    Teniente Coronel           6    Marechal F.
Jefes de Brigada        Brigadier General          6    Insp.Grles.

CARGOS PARA EL MES DE ABRIL

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------- ----------------------  ------  ----------
Jefes de Division       Tte.General o superior     8    Aide General
Aides de Ejercito       Coronel                    5    Jefes Ejercs.
Mayores de Brigada      Mayor                      3    Jefes Bgdas.
Quartermasters          Brigadier General          6    Jefes Ejercs.

NOTAS DE LOS ARBITROS

Este mes hemos tenido dudas al interpretar alguna de las jugadas. Vamos a puntualizar un par de cosillas:

En primer lugar, nos estábamos preguntando si nunca habeis salido con amigas-amigas para ir al cine, a tomar un café, etc. En otras palabras: ir a algún sitio con una dama que no es la vuestra NO IMPLICA UNA CITA AMOROSA. Puede ser una simple cita de "tanteo", o incluso una maniobra para dar celos o provocar a otro personaje. Nosotros entendemos que, si no se indica expresamente que se corteja a la dama, una visita al club, una salida al teatro o un paseo no implican un avance amoroso (evidentemente, si la dama ya es vuestra pareja, esta puntualización carece de sentido). Es curioso, pero normalmente las chicas que juegan (hay algunas, aunque no quieren que se sepa) tienen todo esto mucho más claro. ¿Por qué será? (-:

En segundo lugar, las vacantes eclesiásticas aparecen en Enero y Julio. Existía la posibilidad de que apareciesen vacantes extraordinarias, pero la hemos eliminado de las reglas hace algún tiempo (sí, sí, mirad la última versión) porque esa regla pretendía compensar la gran desventaja que tenían los eclesiásticos cuando aún no existían las reglas de sacramentos. Aún hay quien intenta utilizar la influencia para provocar una vacante eclesiástica; hasta hoy lo hemos permitido por considerar que las nuevas reglas aún no estaban "difundidas", pero a partir del próximo turno ya no vamos a permitirlo más. Por cierto que, aun así, había que efectuar dos tiradas: una para que se produjese la vacante y otra para ocuparla, así que la cosa no era tan fácil.

En principio, la fecha límite para el próximo turno será el viernes, 31 de Marzo de 2000 a las 23:59, hora de Barcelona. No os garantizamos que se pueda procesar el turno el mismo sábado 1 o domingo 2 de Abril porque, como algunos ya sabeis, yo (Tirs) estaré en Toronto; me llevo un portátil y toda la aplicación, base de datos, reglas, etc. pero no sé, por ejemplo, qué conexión a Internet voy a tener, qué ritmo de trabajo voy a llevar, si voy a tener tiempo... además, como es obvio no podremos procesar el turno entre los dos (salvo que mi acceso al e-mail sea lo suficientemente cómodo, cosa que aún no sé), de modo que no sé cómo acabará la cosa. De todos modos, mandadnos el turno como cada mes (¡y a tiempo! ¿eh, JM?) y veremos qué se puede hacer.

íGracias a todos!

Atentos saludos del Secretariado de Su Majestad Luis XIII


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited

PrincipalVolver a la página principal.