Preux et audacieux: Una partida de En Garde!® por e-mail

REAL CRONICA DE ENERO DE 1633

CRONICA MILITAR

Paso de Val Tellina
Nuestros Regimientos fronterizos han intentado este mes, sin éxito, recuperar el importante paso de Val Tellina, actualmente en manos de los milaneses leales a los Habsburgo españoles. Este paso permite el intercambio de tropas y provisiones a través de los Alpes entre Felipe III y los partidarios de los Habsburgo austríacos, aliados naturales por pertenecer a distintas ramas de la misma familia. Por ello, es de vital importancia recuperar este paso a cualquier coste.

En el Segundo Fronterizo se encontraba Phillipe La Mochen, a quien sus deudas habían empujado a probar fortuna en campaña, y la verdad es que la fortuna no le sonrió en absoluto. Nuestro caballero cayó muerto durante un asalto desesperado a la bayoneta llevado a cabo por su compañía para cubrir un ataque mayor.

R.I.P.
Rogad a Dios por el alma del Capitán
PHILIPPE LA MOCHEN


Sus compañeros de los Marines Reales y del Segundo Rgto. Fronterizo agradecerán
UNA ORACION


ECOS DE SOCIEDAD

Lleno en le Théatre Royale
El evento más destacado en la sociedad parisina durante la primera semana fue el estreno teatral. Vimos en los palcos del Théatre Royale, como ya es habitual, a Amadis L'Amour, Jean François LaCroix y Jean-Paul Ouedec; también vimos por la platea a Laurent de Boisier con Francine Davelet, aunque la verdad es que aparecían algo tensos, y a Michel de Bidouze, Pierre le Grasset y Pierre Merlot; éste último, también acompañado de su dama Claudette Gorloise y muy acaramelado con ella, contrastaba vivamente con De Boissier y la Davelet. Sospechamos que esta pareja, antes tan bien avenida, ha tenido una seria disputa.

Mientras tanto, Antoine de Hautemort tomaba una solitaria copa en Chasseurs esperando en vano a Lucien Teau du Lit, que al final no apareció.

El costoso nerviosismo de Denis Lavoisier
La segunda semana la animación ya no se concentró únicamente en le Théatre sino que estuvo más dispersa. Pierre Merlot y Claudette Gorloise estuvieron en uno de los reservados de la Garde Montante, mientras que Antoine de Hautemort repitió en Chasseurs y esta vez no estuvo solo, sino que coincidió con un Laurent de Boisier que había acudido con la intención de olvidar sus disputas amorosas. Mientras tanto, los inseparables Amadis L'Amour, Jean François LaCroix y Jean-Paul Ouedec se divertían de lo lindo en L'Epée d'Or. Pierre le Grasset, a falta de mejor lugar donde pasar el rato, se dedicó a pasear por el parque y a admirar a las damas que aprovechaban las soleadas mañanas con que nos ha obsequiado este mes de Enero. Mientras tanto, Denis Lavoisier,Viscmt. d'Ille intentaba distraer su nerviosismo ante el inminente parto de su esposa jugando grandes cantidades de dinero en el Casino de París.

Le Viscomte ya tiene heredero
Y... la tercera semana, ípor fin! un radiante Denis Lavoisier anunciaba el nacimiento de su heredero. René Lavoisier pesó al nacer unas ocho libras, según nos contó la comadrona, y tiene un color muy saludable. Desde aquí damos la enhorabuena a los Viscomtes por tan feliz acontecimiento.
Mientras esto ocurría, los demás caballeros de París no perdían el tiempo: Pierre Merlot invitó a el padre Martin du Heyn a una copa en la Garde Montante, y Jean François LaCroix, Amadis L'Amour y Jean-Paul Ouedec coincidieron con un solitario Jean-Paul Le Mound en L'Epée d'Or. Edgar Delacroix, mientras tanto, pasaba la velada en Phillippe le Rouge en compañía de un grupo de damas que habían acudido a jugar unas partidas de cartas y que, en cambio, se vieron cautivadas por el encanto y las ingeniosas frases de nuestro caballero.

La fiesta de presentación de René Lavoisier

Le Viscomte d'Ille quiso celebrar por todo lo alto la llegada al mundo de su nuevo heredero. La cuarta semana se dieron cita en su palacete Antoine de Hautemort, Amadis L'Amour, Jean François LaCroix y Jean-Paul Le Mound.

Cuando todos los invitados se hubieron reunido, hizo su aparición la nodriza de la familia con el pequeño en brazos, envuelto en paños de abrigo para protegerlo del frío, protección innecesaria a nuestro juicio dada la agradable temperatura que le Viscomte siempre ordena mantener en su palacete a base de chimeneas y braseros estratégicamente colocados, pero toda precaución es poca cuando se trata de niños de tan corta edad. La carita sonrosada que asomaba entre los ropajes, con los ojos fuertemente cerrados, "tiene toda la nariz de su padre", según los comentarios que se oyeron entre los invitados.

Tras la cena, de la que poco nuevo podemos contar puesto que todo el mundo conoce la exquisita gastronomía que puede degustarse en chez Lavoisier, le Viscomte propuso a los invitados una de sus originales y ligeramente excéntricas ideas: un juego llamado "la piñata", en el que los participantes tenían que romper a bastonazos, con los ojos vendados, una vasija de barro colgada en alto. Al parecer, el juego fue sugerencia de J.Luc d'Armand, Chevalier d'H., quien no pudo asistir a la fiesta debido a problemas de salud. De todas formas, no creemos que haya salido muy perjudicado puesto que se libró de unos cuantos bastonazos que los jugadores se repartieron entre ellos con liberalidad, aunque por suerte ninguno fue más doloroso de lo debido. Al final cedió la piñata, que resultó estar llena de pétalos de rosa que cayeron sobre los participantes; entre la lluvia de pétalos cayó una cajita muy bien protegida que acabó en las manos de Jean-Paul Le Mound, quien la abrió de inmediato y, al ver el contenido, se dirigió hacia su querida Justine y le hizo obsequio del precioso collar que había en su interior. Mientras tanto, cayó en las manos de Antoine de Hautemort un pequeño papel enrollado y atado con una cinta de seda; al abrirlo éste, encontró el dibujo de un caballo negro. Como Antoine de Hautemort puso cara de no comprender mucho, Lavoisier le explicó: "El caballo os está esperando en mis cuadras, monsieur. Podeis recogerlo cuando termine la fiesta porque, pese a todos mis voluntariosos intentos, no cabía en la piñata", comentario que fue acogido con una carcajada general.

Como despedida, Lavoisier realizó un brindis animando a todos a que sienten cabezas y que deleiten a los parisinos con una boda en este 1633 que acaba de comenzar.

Le Viscomte también tuvo el detalle de invitar a unos tragos a los dos guardias que habitualmente tiene vigilando el acceso a su residencia.

CRONICA TEATRAL

"Le Mésentente", pese a que M.Deschamps es un joven autor poco conocido en le Théatre, resultó un interesante drama que mantuvo la expectación de los asistentes durante toda la representación, y curiosamente no se oyó en la platea más que algún breve murmullo ocasional. Correcta representación, en suma, la que nos ofreció la compañía titular del Théatre este mes.

CARGOS PARA EL MES DE FEBRERO

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------  ----------------------  ------  ----------
Ministro de Justicia    Brigadier o Baron          8    Min.Estado
Canciller de Finanzas   Brigadier o Baron         10    Min.Estado
Comis.Seguridad Publ.   Coronel o Chevalier        6    Min.Estado
Marechal de France      General o superior        12    Rey
Inspector Gral.Infant.  Tte.General o superior    10    Min.Guerra
Inspec.Gral.Caballeria  Tte.General o superior    12    Min.Guerra

CARGOS PARA EL MES DE MARZO

                                                 N.S.     Quien
         Cargo            Requisitos            minimo    nombra
----------------------  ----------------------  ------  ----------
1 Ministro sin Cartera  Brgder. o Baron           10    Min.Estado
Ayudante General        General o superior         8    Marechal F.
Jefes de Ejercito       General o superior        10    Marechal F.
Aide camara Marechal    Teniente Coronel           6    Marechal F.
Jefes de Brigada        Brigadier General          6    Insp.Grles.

NOTAS DE LOS ARBITROS

Ha habido comentarios acerca de que la lista de correo (y, por tanto, la partida) está algo "muerta"; de hecho, nuestra opinión es que este fenómeno se debe a que hay muchos jugadores inactivos. Como ya sabeis, a los tres turnos de no enviar jugada se entiende que el jugador ha abandonado la partida. Esta regla se rompió el pasado mes de Noviembre/Diciembre debido a la pérdida del disco duro donde se aloja la base de datos de la partida; aunque disponía de una copia de seguridad, los datos sobre turnos no enviados no estaban actualizados, así que decidimos poner todos los contadores a cero y esperar otra vez los tres turnos para evitar el riesgo de dejar fuera a alguien por error. Este mes se ha cumplido el tercer turno, así que toda una serie de jugadores que llevaban mucho tiempo inactivos ha sido dada de baja, y nuevos jugadores entrarán para el próximo turno. Esperemos que esto reanime el ritmo de la partida o contribuya a que se forme una trama de intrigas más compleja.

El límite para la recepción de las jugadas es el viernes, 3 de Marzo de 2000 a las 23:59, de modo que el sábado 4 o domingo 5 procesaremos el turno.

¡Gracias a todos!

Atentos saludos del Secretariado de Su Majestad Luis XIII


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited

PrincipalVolver a la página principal.