Preux et audacieux: Una partida de En Garde!® por e-mail

REAL CRONICA DE MARZO DE 1632

CRONICA MILITAR

Aunque la situación oficial es de "paz tensa", las escaramuzas fronterizas siguen siendo la tónica general estos días. Sin ir más lejos, contamos con el testimonio de Jean-Luc du Foix, quien acaba de volver gravemente herido del frente. Cuando nuestro caballero se hubo repuesto lo suficiente como para conceder una entrevista a este Secretariado, nos relató que las escaramuzas entre patrullas son cosa de cada día. De hecho, mientras realizaba un reconocimiento rutinario con su unidad, unos ruidos alertaron a Jean-Luc. Éste pidió rápidamente silencio y la partida se arrastró por el sotobosque en la dirección indicada. Lo que descubrieron fue nada menos que un destacamento enemigo que, subrepticiamente, se había introducido tras nuestras líneas y clareaba el terreno para emplazar una pieza artillera en un punto estratégico. Sin pensarlo dos veces, nuestra patrulla pasó a un feroz ataque que sorprendió totalmente a los infortunados artilleros, que fueron pasados a cuchillo rápidamente y abandonados allí mientras el grupo tomaba las de Villadiego antes de que los refuerzos enemigos hiciesen su aparición, no sin que antes Jean-Luc du Foix se tomase el tiempo necesario para echar un vistazo rápido a las mochilas de los enemigos caídos y recoger un llamativo cofrecillo cuyo contenido no nos ha querido revelar. El grupo fue mencionado en la Orden por este acto de valor, que ha librado a nuestras tropas de encontrarse en una posición muy comprometida ante un posible ataque, puesto que la pieza artillera que el enemigo intentaba emplazar habría sido un serio problema.

ECOS DE SOCIEDAD

El protagonista absoluto de la primera semana fue el teatro, y no precisamente para bien: con las afortunadas excepciones de Jean-Paul Allez, Martin Mort y Eric du Perpignan, el resto de parisinos se dedicaron fundamentalmente a sufrir un soporífero atentado contra la musa Talía. Hablaremos de ello con más detalle en la crónica teatral.

La segunda semana, Aurelien Bienheurex y Antoine de Hautemort celebraron una fiesta en Les Teilles Bleues, incluyendo un pequeño concurso de esgrima como calentamiento para la I Semana de la Esgrima. La verdad es que la fiesta le salió gratis a Aurelien Bienheurex, quien se llevó de las mesas de juego del club la nada despreciable cantidad de 300 coronas. No cabe duda de que la compañía de Michelle Gillette y Evelyne Garabedien trajo suerte a nuestro hombre. Además de los anfitriones aparecieron Michel de Martizaux, Emmanuel Bollet, Jean Jacques Junot, Fabrice Depratier, Jean-Paul Allez Joseph Arcadien Bienheurex (quien, por cierto, fue el mejor esgrimista de la noche y agradeció cálidamente el florete con que Aurelien Bienheurex le obsequió), Guy de Jouvenel, Jacques Lebeau, Louis de Velarde y, por último, Villiers Daugé de Chevreuse, que llegó bastante más pronto de lo previsto y se sentó en un rincón con aire taciturno, con una botella de vino alsaciano y el rapier encima de la mesa "por si las moscas o, mejor aún, por si los moscones", según dijo. Una vez consumida la botella, sin embargo, la cosa cambió: Villiers se acercó a las damas presentes y les comentó: "Estimadas damiselas, quizás os parezca que mi aire triste se debe a mis próximos duelos; así es en verdad, pero no temo por mi suerte sino por la de mis rivales puesto que mi pericia con la hoja es harto conocida. Permitidme que os haga una pequeña demostración con una moneda que una voluntaria me proporcionará de su propia faltriquera". Movida por la curiosidad, Michelle Gillette sacó una corona y se la entregó a Villiers quien, sin vacilar, la puso sobre el filo de su rapier y la hizo correr arriba y abajo por la hoja ante el asombro de la concurrencia. La verdad es que, ante esta demostración de habilidad, más de uno durmió menos tranquilo esa noche...

Otras fiestas hubo en la segunda semana: la de La Garde Montante fue, básicamente, una reunión regimental de los Dragones del Duque Maximiliano, aunque fueron invitados miembros de algún otro Regimiento. Aparte de los dragones Cassave, d'Armand, Le Bestier y de Maurice, aparecieron Amadis l'Amour, Jean-François Lacroix, Pierre Merlot y Jean-Paul Besson. Hubo, como es preceptivo, vino, mujeres y canciones.

Como de costumbre, Denis Lavoisier celebró su propia reunión privada en L'Epée d'Or. Pierre de Montfort, Grichet des Wardes, Eric du Perpignan y, sorprendentemente, Charles de Condillac, quien no parecía muy en su lugar entre caballeros de tan alto copete, pero se desenvolvía sin demasiados problemas.

Y un tipo muy diferente de fiesta se celebró también esta semana: la ordenación de dos nuevos frailes franciscanos. Jacques de Luc y Martin du Heyn, en una ceremonia que quizás pecó de un ligero exceso de boato debido a la gran cantidad de velas que éste último hizo encender, entraron solemnemente en la Orden de San Francisco. Les deseamos lo mejor en su retirada del mundo, y les pedimos que recen por todos nosotros.

La tercera semana se celebró una fiesta de hermandad entre la Guardia Real y los Mosqueteros del Rey, Regimientos que, como sabemos, mantienen excelentes relaciones desde hace largo tiempo. Acudieron, entre otros, Amadis L'Amour (organizador del evento), le viscomte Denis Lavoisier, Eric du Perpignan, Grichet des Wardes, Jean Fran‡ois LaCroix, Pierre de Montfort y Jean-Paul Le Mound. Aunque la idea era organizar torneos amistosos de naipes, esgrima y dados, al final fueron las mesas de juego las que se llevaron la popularidad, y los naipes corrieron durante la mayor parte de la noche. En resumen, la camaradería fue la gran protagonista de esta fiesta, camaradería que se vio reforzada por el presente que Denis Lavoisier, Viscomte d'Ille y Coronel de la Guardia Real, hizo a Amadis l'Amour, Coronel de los Mosqueteros del Rey: una insignia en forma de escudo en el que aparecen entrelazados los emblemas de ambos Regimientos, llevando el mismo Denis otra insignia igual en su propio uniforme para sellar la amistad entre la Guardia Real y los Mosqueteros del Rey.

Y pasamos a comentar el evento protagonista de la tercera semana: la I Semana de Esgrima. Con una excelente organización a pesar de algún imprevisto de última hora, se sorteó a los contendientes por parejas y comenzó la ronda de eliminatorias. Hubo que lamentar en ésta la herida accidental de Michel de Martizaux, que tuvo que retirarse y ceder el combate a su oponente Jean-Luc d'Armand. Otros combates a destacar fueron el de Pierre Merlot contra Phillipe La Mochen, donde éste no hizo más que parar y volver a parar los golpes de su adversario. Tanta parada seguida sin tomar iniciativa enfadaron a la concurrencia, que comenzó a gritarle que atacase. Mientras tanto, Charlotte Pézet disimulaba discretamente. Al final, Pierre Merlot acabó por aprenderse la mecánica defensiva de su rival y lo desarmó de una certera estocada.
Otra nota destacada fue la participación de fray Martin que, recién ordenado monje franciscano, obtuvo un permiso especial puesto que ya se había comprometido a participar antes de tomar los hábitos. Lo hizo, eso sí, con la condición expresa de destinar a limosnas cualquier premio que ganase en la competición, y como despedida de su vida seglar. La enorme fuerza física de este siervo del Señor lo puso en ventaja, y consiguió llegar a la final del torneo aunque en ésta cayó derrotado por Guy de Jouvenel, que al final fue el vencedor de la I Semana de Esgrima no sin recibir una herida involuntaria. Otro combate interesante fue el que enfrentó a los hermanos Bienheurex, con victoria del mayor, aunque luego fue eliminado en la siguiente fase. Un resultado curioso tuvo el de Charles de Condillac y Jean Baptiste: ambos se hirieron mutuamente en medio de un complicado lance (cosa que, aunque no deseada en este tipo de esgrima, es difícilmente evitable) y los dos se vieron obligados a dejar el torneo. De hecho, esto resolvió un problema para la organización puesto que de lo contrario habría sido necesario reorganizar los grupos para la fase siguiente.

Como sería muy prolijo relatar combate por combate, incluimos una esquema de cómo se desarrolló el torneo:

 FD\
    >CDN\
CDN/     \
          >(desierto)
ADH\     /
    > JB/
 JB/

JLA\
    >JLA\
MDM/     \
          >MDH\
MDH\     /     \
    >MDH/       \
 EB/             \
                  >MDH\
JPA\             /     \
    >JPA\       /       \
 PB/     \     /         \
          >JPA/           \
 AB\     /                 \
    >JAB/                   \
JAB/                         \
                              >GDJ
 CC\                         /
    >GDO\                   /
GDO/     \                 /
          >GDJ\           /
RDM\     /     \         /
    >GDJ/       \       /
GDJ/             \     /
                  >GDJ/
PLM\             /
    >PML\       /
PML/     \     /
          > JL/
 JL\     /
    > JL/
LDV/

Fue la cuarta una semana de duelos: Antoine de Hautemort e Ignace-Guillaume de la Rue tenían una cuenta de honor pendiente de resolver, y así lo hicieron en un lugar apartado del cementerio de Montmartre. A la voz ritual de "En garde!" que dieron los padrinos, ambos contendientes se batieron durante un breve tiempo; a poco, la sangre empezó a manchar las blusas de ambos; el combate fue igualado, pero la pérdida de sangre afectó en mayor medida a Ignace-Guillaume de la Rue quien cayó inconsciente. Antoine de Hautemort dio inmediatamente por saldado el asunto e incluso ayudó a trasladar al desmayado Ignace-Guillaume de la Rue a recibir los cuidados de un físico.

Pero había más animación en Montmartre ese día: en el otro extremo del cementerio, sentado bajo un árbol, Villiers Daugé de Chevreuse esperaba a sus rivales. El primero en presentarse fue Cristophe Cassave, quien llegó acompañado de uno de los padrinos (Martin du Heyn) además de Charles de Condillac y Joseph de Le Bestier. Esperaron durante un cuarto de hora al otro padrino y, en vista de que no llegaba, se decidió empezar con el duelo oficiando el Coronel de segundo padrino. Monsieur Cassave opuso algún reparo puesto que, según habían decidido la semana anterior mediante su amistoso desafío en la Semana de Esgrima, el que consiguiese más puntos de los dos sería el primero en enfrentarse con Villiers Daugé de Chevreuse, pero al ver que el sol ya asomaba casi totalmente por el horizonte decidió aceptar ser el primero en batirse.
El duelo acabó con un golpe de Villiers, que vio que su oponente se acercaba para entrar en segunda y respondió con un tajo certero que dejó a Cassave con una herida que le impidió continuar.

Mientras luchaban hizo acto de presencia Jean-Luc d'Armand, a toda prisa y musitando una increíble serie de excusas que iban desde un carro que rompió una rueda en la calle por la que él estaba yendo en ese momento, pasando por una mujer cargada de niños que se arrojó (con niños y todo) sobre el caballero gritando "¡Por fin te he encontrado! ¡Nuestros hijos tienen hambre! ¡Vuelve a nuestro hogar!" y cosas así hasta que la dama admitió que se había confundido de caballero, y llegando a la constante irrupción, durante todo el camino, de un lunático que insistía en explicarle al pobre Jean-Luc la forma de construir una máquina para navegar por debajo del mar. Al acabar el primer duelo, Villiers aceptó las excusas con una mueca y un "bah, sumaremos el asuntillo del retraso a la deuda de honor que tenemos pendiente" y el duelo comenzó. No duró mucho, sin embargo, porque una enérgica patada del ágil Villiers tuvo un efecto inesperado hasta para quien la había dado: Jean-Luc d'Armand trastabilló hacia atrás y cayó al suelo, golpeándose la cabeza y quedando inconsciente. Sus padrinos lo retiraron rápidamente y lo llevaron a que fuese debidamente atendido.

Más trágico fue el final del duelo del mismo Villiers con Charles de Condillac. Éste manifestó antes de empezar que el duelo sería a muerte y que no pensaba rendirse ni aceptar rendición, a lo que Villiers, embutido en su negro traje, no respondió, sumido aparentemente en su propia y sombría concentración. Cuando los padrinos dieron la voz de "En Garde!", el ágil Villiers, sin dar apenas muestra de fatiga por los dos duelos que acababa de sostener y vencer, empezó con un asalto a tajo que fue respondido por otro tajo de su contrario. Después de un intercambio de tajos, el maltrecho Condillac, que resistía bravamente a pesar de las heridas sufridas, tuvo la desgracia de cruzarse en un ataque a corta distancia que le supuso encontrarse con un palmo de acero en el abdomen. Cayó muerto Charles de Condillac y Villiers Daugé de Chevreuse, pálido tanto por la pérdida de sangre como por haber matado inesperadamente a su enemigo, tuvo que ser recogido por los dos saltimbanquis que le hacían de padrinos, y apoyado en ellos emprendió el camino de los primeros auxilios. La imagen de los tres hombres alejándose se recortó colina abajo en la mañana, y quedó grabada en la memoria de todos los que asistieron al duelo, más incluso que la del rostro horrorizado de Condillac al ver a la muerte de frente.

LE DUELLISTE

No vamos a presentar en esta sección las relaciones de todos los combates que hubo en la Semana de Esgrima puesto que fueron muchos y, además, en tónica amistosa; sí, en cambio, ofrecemos el desarrollo de los tres duelos que Villiers Daugé de Chevreuse tuvo en la cuarta semana; también presentaremos el duelo entre Ignace-Guillaume de la Rue y Antoine de Hautemort.

NOTAS PREVIAS:

  1. Las rutinas de esgrima para los que no la han mandado ni la tenían por defecto se han generado a golpe de dados al principio, y luego se han ido tomando al azar.
  2. Para ahorrarme trabajo en el software de gestión de combates, hemos hecho un pequeño cambio en la notación: "AC" pasa a ser "C" y "SA" pasa a ser "S", es decir, se ha eliminado la "A" en ambos casos. Esto ha sido para tener todas las anotaciones con una sola letra, lo que me hacía más fácil trabajar con las tablas... holgazán que es uno (-:@
  3. En el campo "secuencia de duelo" solamente me cabían 30 caracteres; como los combates suelen ser más cortos que eso, las he truncado; si veo que nos quedamos cortos, intentaré alargarlo; el problema es que tendré que rediseñar la pantalla...
  4. 4) Las reglas de esgrima son algo ambiguas, y se podrían prestar a varias interpretaciones. Aquí hemos decidido las siguientes:
    • La resistencia que van perdiendo los combatientes se resta de inmediato, en pleno combate.

    • Las reglas dicen que, si un combatiente no está al 100% de su resistencia, tiene que intercalar poses en las secuencias; esto se ha tenido en cuenta antes de comenzar el combate pero, una vez comenzado, si el combatiente perdía resistencia no se intercalaban nuevas poses, (si quereis una explicación, es debido al efecto "acelerador" de la adrenalina, hale (-:@)

1) Duelo entre Cristophe Cassave y Villiers Daug‚ de Chevreuse
CC:           Arma utilizada: Espada
              Secuencia de duelo: -X-SA-X-AC-X-T-P-R-X-F-X-AC-K-X-X-
              Rendici¢n a  52 puntos de resistencia

VDC:          Arma utilizada: Rapier
              Secuencia de duelo: -X-T-X-T-AC-K-X-X-
              Rendici¢n a  35 puntos de resistencia

                       DESARROLLO DEL COMBATE

ACCIONES    DA¥OS SUFRIDOS     RESISTENCIAS FINALES
CC   VDC       CC    VDC           CC   VDC
 X    X         0     0           104    70
 S    T         0     0           104    70
 X    X         0     0           104    70
 C    T        56     0            48    70   CC  se ha rendido.


2) Duelo entre Ignace-Guillaume de la Rue y Antoine de Hautemort
IGR:          Arma utilizada: Rapier
              Secuencia de duelo: -X-AC-X-T-X-E-X-X-X-X-F-X-
              Rendici¢n a  65 puntos de resistencia

ADH:          Arma utilizada: Rapier
              Secuencia de duelo: -X-F-X-X-F-X-SA-X-P-R-X-
              Rendici¢n a  49 puntos de resistencia

                      DESARROLLO DEL COMBATE

ACCIONES    DA¥OS SUFRIDOS     RESISTENCIAS FINALES
IGR  ADH      IGR   ADH           IGR   ADH
 X    X         0     0           130    99
 C    F       134     0            -4    99   IGR ha ca¡do inconsciente.


3) Duelo entre Villiers Daug‚ de Chevreuse y Jean-Luc d'Armand
VDC:          Arma utilizada: Rapier
              Secuencia de duelo: -AC-K-X-X-X-T-X-T-
              Rendici¢n a  35 puntos de resistencia

JLA:          Arma utilizada: Espada
              Secuencia de duelo: -SA-X-F-X-X-E-X-X-X-F-X-X-E-X-X-
              Rendici¢n a  40 puntos de resistencia

                     DESARROLLO DEL COMBATE

ACCIONES    DA¥OS SUFRIDOS     RESISTENCIAS FINALES
VDC  JLA       VDC   JLA          VDC   JLA
 C    S         0     0            70    80
 K    X         0    80            70     0   JLA ha ca¡do inconsciente.


4) Duelo entre Charles de Condillac y Villiers Daug‚ de Chevreuse
CDN:          Arma utilizada: Rapier
              Secuencia de duelo: -X-T-X-T-SA-X-P-R-
              ­A muerte!

VDC:          Arma utilizada: Rapier
              Secuencia de duelo: -X-T-X-T-AC-P-R-X-
              Rendici¢n a  35 puntos de resistencia

                       DESARROLLO DEL COMBATE

ACCIONES    DA¥OS SUFRIDOS     RESISTENCIAS FINALES
CDN  VDC       CDN   VDC          CDN   VDC
 X    X         0     0            63    70
 T    T        17     2            46    68  
 X    X         0     0            46    68  
 T    T        34     4            12    64  
 S    C         0     0            12    64  
 X    P         0     0            12    64  
 P    R         0     0            12    64  
 R    X         0     8            12    56  
 X    X         0     0            12    56  
 T    T        68    16           -56    40   ­CDN ha muerto!

CRONICA TEATRAL

A pesar de la expectación que levantó, "Ma vie en rose" ha resultado ser una obra mediocre y aburrida. La decepción se reflejaba en las caras de cuantos acudieron al estreno, y fueron muchos: Paul Besson, quien acudió junto con Claudette Gorloise y alquiló un palco, y también Martin du Heyn y sus amigos Cristophe Cassave y Jacques de Luc que, ante lo aburrido de la obra, no dejaron de charlar en su palco durante todo el tiempo que duró la representación. Amadis L'Amour, quien también alquiló un palco que visto desde la platea aparecía abarrotado debido a la presencia de Jean Fran‡ois LaCroix, Denis Lavoisier,Viscmt. d'Ille, Armand Jalabert y Grichet des Wardes, contrastando con la soledad de Joseph de Le Bestier en un palco para él solo, calificó la obra como "un verdadero tostón". Otro palco donde resonaron los bostezos fue el de Jean-Luc d'Armand, al que acompañaban Jean Jacques Junot, Antoine de Hautemort y Michel de Martizaux. Mientras tanto, en el patio de butacas se aburrían resignadamente Ignace-Guillaume de la Rue, Jean Baptiste, Jean-Paul Ouedec, Aurelien Bienheurex y Guy de Jouvenel, mientras Louis de Velarde disfrutaba de la compañía de Melissa Gilbert mitigando así su tedio ante la pésima calidad de la obra.

CARGOS PARA EL MES DE ABRIL

                                                  N.S.     Quién
         Cargo            Requisitos            mínimo    nombra
----------------------- ----------------------  ------  ------------
Jefes de Divisi¢n       Tte.General o superior     8    Aide G‚neral
Aides de Ej‚rcito       Coronel                    5    Jefes Ej‚rcs.
Mayores de Brigada      Mayor                      3    Jefes Bgdas.
Quartermasters          Brigadier General          6    Jefes Ej‚rcs.

CARGOS PARA EL MES DE MAYO

                                                 N.S.     Quién
         Cargo            Requisitos            mínimo    nombra
----------------------  ----------------------  ------  ----------
Aides de Divisi¢n       Teniente Coronel           4    Jefes Divis.

NOTAS DE LOS ARBITROS

Bueno, por fin he acabado esta inacabable crónica. Si me he dejado algo, lo siento: es posible que se me haya escapado alguna cosa, y el enorme retraso me ha obligado a ser escueto en lo que me ha ido quedando para el final; de todos modos, siempre lo podeis explicar vosotros mismos en la mailing list. Por cierto: repasad toda la crónica porque hay algunos cambios, incluso en las partes que ya estaban escritas.

Espero ir acabando todo esto lo antes posible. Mientras tanto, os seguimos pidiendo paciencia. El programa de resolución de combates parece funcionar de maravilla; además estoy planeando una serie de mejoras del software que nos ayudarán a agilizar la gestión de la partida: cobro automáico de cuotas de asociaciones, uso de abreviaturas (por ejemplo, poniendo "S1" en lugar de "Semana 1" me ahorraré escribir doscientas veces la palabra "Semana": cincuenta jugadas por cuatro semanas = doscientas) y otras cosas de este estilo, que antes podíamos permitirnos hacer a mano pero ahora hay que automatizar lo antes posible, para así dejar más espacio para la parte "creativa" del juego. Otra vez, os pedimos disculpas.

El próximo turno tendrá que estar para el VIERNES 30 DE ABRIL DE 1999, antes de las 23:59; por consiguiente, el sábado 1 o domingo 2 de Mayo procesaremos el turno.

Atentos saludos del Secretariado de Su Majestad Luis XIII


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited

PrincipalVolver a la página principal.