Preux et audacieux: Una partida de En Garde!® por e-mail

REAL CRONICA DE FEBRERO DE 1632

ECOS DE SOCIEDAD

LE VISCOMTE D'ILLE RENUEVA EL CARGO DE COMISIONADO DE SEGURIDAD PÚBLICA

Efectivamente, la renovación de cargo de Denis Lavoisier, Viscomte d'Ille, fue un puro trámite. Con la seguridad y empaque que da el trabajo bien hecho, le Viscomte se dirigió al despacho del Ministro de Estado, Su Eminencia el Cardenal Richelieu. La entrevista fue muy breve, y de ella han trascendido estas frases:

-Así pues, Viscomte, ¿deseais seguir en el cargo?
-No creo que tenga otra opción, Eminencia. Las investigaciones sobre la banda de ladrones de caballos no han terminado todavía; es más, se encuentran en un punto muy delicado y es posible que muy pronto tengamos otra detención. A pesar de los enormes sacrificios que me supone el cargo, creo firmemente que mi deber es seguir en él para evitar los retrasos e inconvenientes que un relevo de funciones podría ocasionar.
-Bien, bien. Seguireis otro año, pues. Idos, y llevad mi confianza con vos.

De este modo, Amadis L'Amour vio frustradas sus expectativas de ocupar el puesto de Comisionado de Seguridad Pública; este caballero esperaba que le Viscomte se centraría totalmente en su cargo de Ministro de la Guerra, pero parece ser que éste no quiere dejar a medias el asunto de los ladrones de caballos.

LE THÉATRE ROYALE, LLENO A REBOSAR

Pocas veces le Théatre había registrado un lleno como el de la semana de estreno de este mes. En uno de los palcos más altos pudimos ver a Aurelien Bienheurex, Charles de Condillac y Jean-Luc d'Armand, que en los entreactos alternaron animadamente. Más solitario estaba Paul Besson, que ocupaba todo un palco él solo, probablemente porque alguien a quien esperaba no apareció. Otras caras que vimos paseando nuestra mirada por los laterales fueron las de Armand Jalabert, Joseph de Le Bestier, Grichet des Wardes, y los recién regresados e inseparables Jean François LaCroix y Jean-Paul Ouedec. En la platea vimos a Jean Baptiste, Louis de Velarde y Ricard de Maurice. En cuanto a las damas, Michelle Gillette, Marie Bonbon, Giovanna Pascalli, Francine Davelet y muchas otras contribuyeron a embellecer una noche que fue de gran gala.

Toda esta animación contrastó con la tranquilidad de la segunda semana: mientras Laurent de Boisier se aburría totalmente solo en Phillippe le Rouge, Jean François LaCroix, Amadis L'Amour y Jean-Paul Ouedec, juntos como de costumbre, pasaban un divertidísimo rato en Chasseurs teniendo todo el club para ellos.

Más tranquila, aunque más concurrida, fue la semana en L'Epée d'Or. Denis Lavoisier quiso celebrar la renovación de su cargo de Comisionado invitando a Phillipe La Mochen, Grichet des Wardes, Armand Jalabert, Charles de Condillac, Jean-Paul Le Mound y Eric du Perpignan, aunque al final éstos quisieron agradecer el detalle a le Viscomte y entre todos pagaron la consumición de éste. Mientras tanto, en otro rincón de la ciudad, Aurelien Bienheurex paseaba su gallardo porte luciéndose ante las damas que disfrutaban de la soleada mañana. Nuestro caballero llamó la atención de Michelle Gillette, y el sagaz Aurelien Bienheurex no perdió la ocasión y la invitó a la fiesta de Carnestolendas de la siguiente semana.

EL ANIMADÍSIMO CARNAVAL PARISINO

Y llegamos a la semana de Carnestolendas, en que Cristophe Cassave había preparado una fiesta por todo lo alto en su nuevo club les Teilles Bleues. Una hábil maniobra de este caballero para animar su fiesta fue encargar a un impresor unas bellas invitaciones para damas, y entregarlas a los más conocidos modistos de París para que hiciesen la cortesía a sus clientas. Efectivamente, la fiesta de disfraces de Cassave consiguió dejar sin damas a un club de tanto prestigio como L'Epée d'Or, donde por suerte el encanto de madame Lavoisier suplió la carencia con creces.
Pero volvamos a la fiesta de Cristophe Cassave, donde los disfraces fueron de lo más variopinto: Antoine de Hautemort apareció disfrazado con una amplia túnica púrpura, un bonete y un bigotillo, a semblanza del Cardenal Richelieu (no sabemos cómo se tomará Su Eminencia esta suplantación satírica), coincidiendo en parte con Emmanuel Bollet que también escogió un disfraz eclesiástico. El anfitrión lucía un fantasioso disfraz de Gran Khan de Mongolia, y Aurelien Bienheurex iba disfrazado de filósofo. Guy de Jouvenel apareció con un clámide blanco, disfrazado de ciudadano de la antigua Roma; Jacques de Luc lucía un modesto hábito marrón a semblanza de San Francisco de Asís, Jean-Luc d'Armand llevaba un vistoso turbante, un extraño sable curvado, un pantalón a rayas y los pies descalzos, como un pirata turco, Martin du Heyn se disfrazó de Apolo, y Villiers Daugé de Chevreuse apareció acompañado de una comparsa entera de actores que tocaban pífanos y chirimías, provocando el asombro y la sorpresa de los asistentes. Jean-Phillippe du Rue apareció con un traje hecho de parches de colores brillantes y lleno de cascabeles, disfrazado de bufón, dando saltos y contando chiste tras chiste. Hizo reír tanto a Yvonne Marceau que ella cedió a las divertidísimas iniciativas galantes de éste a los pocos minutos, con lo que nuestro caballero pudo considerar su disfraz como una buena inversión. La nota satírica la dio Pierre de Montfort al aparecer disfrazado de gallina, pero no una gallina cualquiera sino una gallina cuyo plumaje lucía los mismos colores que el uniforme de la Guardia del Cardenal. Fue una suerte para Pierre que no apareciese ningún miembro de dicho Regimiento por allí, porque el disfraz limitaba enormemente su libertad de movimientos y posiblemente la gallina habría acabado en el caldo.

Pero, como siempre, hubo despistados. ¿Qué se hizo de ellos? Veámoslo: el previsor Cassave había dejado indicaciones (y una buena propina) en su antiguo club, por si alguno de sus invitados se despistaba. Efectivamente, Jean-Pierre Renouvin se equivocó de club y fue amablemente redirigido por los camareros de le Cripaud et l'Apricot. El problema es que decidió tomarse unas copas antes de ir hacia allí y, amén de la hora tardía de su llegada, llegó cuando ya muchos invitados se habían marchado. Además, la combinación de alcohol, apresuramiento y mal humor por el despiste hicieron que nuestro caballero organizase un escándalo en el club, con lo que acabó presentándose la patrulla y llevándolo a despejarse al calabozo.
También Phillipe La Mochen se despistó, y se presentó con un hermoso disfraz dorado y una máscara que representaba el Sol, a juego con su dama Charlotte Pézet, que lucía un deslumbrante traje plateado y una máscara en forma de luna. Aunque debido a la confusión de club también llegaron bastante tarde, fueron los más aplaudidos de la noche y los ganadores del concurso.
La más cómica de estas equivocaciones fue, sin embargo, la de Jacques LeNoire, que apareció en Phillippe le Rouge (?) cubierto con una capa negra. Dispuesto a dar la campanada, Jacques se detuvo en el vestíbulo y se quitó la capa, dejando al descubierto su disfraz de dios Pan, con unas peludísimas patas de cabra, unos cuernos, un caramillo y desnudo de cintura para arriba. Nos imaginamos la cara de los pocos concurrentes cuando vieron entrar a Le Noire dando saltitos y tocando la flauta... y nos imaginamos la cara de Le Noire cuando le dijeron que la fiesta no era allí.

Mientras tanto, en L'Epée d'Or, le Viscomte y su círculo de amigos celebraban la fiesta de Carnestolendas de una forma mucho más serena y tranquila, jugando a los dados y degustando exquisitos licores.

DUELO DE BEBEDORES, DETENCIÓN Y VELADA ROMÁNTICA CON FINAL INESPERADO

La cuarta semana Jean-Pierre Renouvin encontró por fin el momento para ir al Théatre a disfrutar de la excelente representación, aunque por esos días ya prácticamente todo París la había visto y le Théatre estaba casi vacío. Pero el evento de la semana fue el duelo de bebedores de vino que celebraron Antoine de Hautemort y Charles de Condillac, duelo que contó con la presencia de Aurelien Bienheurex, Paul Besson, Jean-Phillippe du Rue, Emmanuel Bollet, Guy de Jouvenel, Jean-Luc d'Armand y Laurent de Boisier y finalizó con la victoria de Hautemort. Según nos confesó éste después, se asustó ligeramente cuando vio que Condillac ya olía a vino al llegar, pero confió en las precauciones que había tomado (atiborrarse de pan de miga blanda, anchoas y bacalao) y finalmente consiguió la victoria. Por cierto que, mientras estos dos caballeros bebían vaso tras vaso de vino cada uno de su barrica, ocurrió un serio incidente en el vestíbulo del club cuando, al llegar Jacques LeNoire a presenciar el duelo, una patrulla salió de repente de detrás de las cortinas y lo prendió antes de que tuviera siquiera tiempo de echar mano a la empuñadura del arma. Por suerte, los chistes que contó Paul Besson para romper el hielo quitaron el mal sabor de boca a los asistentes después del suceso.

Simultáneamente, en Chasseurs, Denis Lavoisier repetía velada otra vez con su selecto círculo de amistades. A destacar que JPL declinó amablemente la compañía de sus amigos y se encerró en un discreto reservado con Lili Montparnasse. La sonrisa de Lavoisier, Eric du Perpignan, Jean François LaCroix, Phillipe La Mochen, Grichet des Wardes y Pierre de Montfort quedó truncada cuando vieron salir corriendo a Lili deshecha en lágrimas y, detrás de ella, a un Jean-Paul Le Mound con el semblante grave. Parece ser que le Mound decidió romper la relación y la bella, que había empezado a hacerse ilusiones matrimoniales, quedó muy afectada.

CRONICA TEATRAL

Mucha gente recordaba el memorable exitazo de dos años atrás, y la sala principal de le Théatre estaba a rebosar. Se veían muchas caras conocidas, tanto de veteranos aficionados al arte que recordaban la representación como de recién llegados a París en estos últimos tiempos que habían oído los rumores al respecto. Y la obra, en efecto, no defraudó: el reestreno se convirtió, de hecho, en un estreno de gran gala, y "Premier Contacte" volvió a cosechar un éxito clamoroso, haciendo que Jean-Luc Petard, el actor principal, tuviese que pasarse casi media hora saludando en el escenario, aunque la sonrisa que ostentaba no dejaba lugar a dudas acerca de su satisfacción. Esperemos que una nueva reposición de esta obra no se haga esperar tanto tiempo, aunque se dice que la compañía de monsieur Paremont está volcando todas sus energías en los ensayos de su nuevo éxito "La Insurrection".

CARGOS PARA EL MES DE MARZO

                                                  N.S.     Quién
         Cargo            Requisitos            mínimo    nombra
----------------------- ----------------------  ------  ------------
1 Ministro sin Cartera  Brgder. o Baron           10    Min.Estado
Ayudante General        General o superior         8    Maréchal F.
Jefes de Ejército       General o superior        10    Maréchal F.
Aide cámara Maréchal    Teniente Coronel           6    Maréchal F.
Jefes de Brigada        Brigadier General          6    Insp.Grles.

CARGOS PARA EL MES DE ABRIL

                                                 N.S.     Quién
         Cargo            Requisitos            mínimo    nombra
----------------------  ----------------------  ------  ----------
Jefes de División       Tte.General o superior     8    Aide Géneral
Aides de Ejército       Coronel                    5    Jefes Ejércs.
Mayores de Brigada      Mayor                      3    Jefes Bgdas.
Quartermasters          Brigadier General          6    Jefes Ejércs.

NOTAS DE LOS ARBITROS

¡Vaya faena nos habeis dado con lo de la dichosa logia de París! (-: Pero eso es lo que nos gusta: que el juego se anime aunque nos dé trabajo extra. De momento lo estamos llevando a manubrio, pero esperamos montarle al software un módulo de pago automático de cuotas y gestión de tesorería. La verdad es que el programita en cuestión, que empezó como poco más que una hoja de cálculo sin funciones (de hecho, la partida se empezó llevando en un Lotus 1-2-3 versión 2.3) se está convirtiendo en una aplicación en toda regla... y eso que está en BASIC. Otra cosa que tenemos pendiente es pulir un poco las reglas para personajes eclesiásticos que, como ya sabeis, están todavía en fase de pruebas (como InfoVía Plus). Un poco de paciencia, por favor.

El próximo turno tendrá que estar para el VIERNES 2 DE ABRIL DE 1999, antes de las 23:59; por consiguiente, el sábado 3 o domingo 4 procesaremos el turno.

Atentos saludos del Secretariado de Su Majestad Luis XIII


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited

PrincipalVolver a la página principal.